‘Alza de tasas en EE. UU., otro golpe para América Latina'

Carmen Reinhart, profesora de Harvard y experta en sistema financiero y política monetaria, cree que la Reserva Federal de Estados Unidos podría subir los tipos de interés al cierre de este año.

‘Alza de tasas en EE. UU., otro golpe para América Latina'

Archivo particular

‘Alza de tasas en EE. UU., otro golpe para América Latina'

Finanzas
POR:
julio 26 de 2015 - 10:25 p.m.
2015-07-26

La economista y profesora de la Universidad de Harvard Carmen Reinhart, quien ha dedicado gran parte de su carrera como economista a estudiar las crisis mundiales, el sistema financiero y la política monetaria global, está convencida de que Estados Unidos, más temprano que tarde, subirá las tasas de interés con notables consecuencias para Latinoamérica.
Reinhart, quien estuvo en el país durante la Décima Conferencia de Estudios Económicos Flar –CAF (que se realizó en Cartagena), dijo a Portafolio que ante el actual panorama externo Colombia debe tener como prioridad corregir su déficit en la cuenta corriente para reducir la vulnerabilidad a los choques exteriores y generar más confianza.

¿Qué tan viable resulta que Estados Unidos suba las tasas de interés en este momento?

Yo creo que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) ha dado las señales desde hace mucho tiempo de que le gustaría salirse de esta zona de tasa de interés cero.

No es un área en la que ellos se sientan cómodos. Si uno se pone a ver los episodios anteriores de aumento de tasas de la Reserva Federal, el primer aumento en la tasa en una secuencia siempre es el que tiene los efectos más grandes en el sistema financiero doméstico y global. Es decir, que la segunda, la tercera o cuarta alza no tienen los mismos efectos exagerados.

La FED está deseosa de dar el paso no en el otoño sino al final del año. Si lo hace en un momento en el que logre convencer al sector financiero de que los aumentos que siguen van a ser graduales, diría que es una gran victoria para la FED. Esto puede ser una mejor noticia para los mercados emergentes.

¿Esa eventual subida será más perjudicial de lo previsto para América Latina y para Colombia?

Por supuesto. Por eso quiero decir que importa mucho cómo se comunica la política cuando se suben las tasas.

Si ellos (la FED) convencen a los mercados financieros de que es un perfil de aumento gradual distribuido a través del tiempo, es mejor que si se hace en un contexto donde se genera mucha incertidumbre y se empiezan a anticipar incrementos más drásticos.

¿Hacia dónde va la política global en este momento?

La política global, diría yo, en este momento esperará cambios en Estados Unidos. Europa no está en condiciones para sostener aumentos en las tasas de interés.

Si uno ve los doce países que tuvieron crisis bancarias sistémicas en el 2007 y el 2008, la mayoría de estos son europeos.

De esos 12 países, solamente Estados Unidos y Alemania han logrado recuperar el nivel de ingreso per cápita que tenían en el 2007.

Es decir, ni España, ni Irlanda, ni Grecia, ni Italia y el Reino Unido han recuperado los niveles de ingresos per cápita que tenían antes de la crisis.

Dado el alto nivel de endeudamiento que hay en Europa, en Japón, y dada la debilidad del crecimiento y la persistencia del desempleo en países como España e Italia, no creo que la reacción del banco central sea un aumento de tasas en el corto plazo.

Y en consecuencia, ¿qué rumbo debe tomar la política monetaria latinoamericana?

Antes que nada, hay que diferenciar. En América Latina es general el tema. La respuesta que se ha tomado, hasta ahora, ha permitido que las monedas se deprecien de forma ordenada. En Colombia, Brasil y México las depreciaciones han sido sustanciales.

Yo creo que eso es una política que ayuda. Hay que recordar que la tendencia en América Latina ha sido pasar de una posición externa bastante fuerte con superávit en la cuenta corriente a déficits sustanciales en cuenta corriente.

En la medida en la que se ha permitido como respuesta de política monetaria una depreciación sustancial, es una política adecuada.

¿Son correctas las decisiones que ha tomado Colombia en política monetaria?

Han sido adecuadas hasta ahora, ya que la depreciación debe de empezar a reflejarse en una mejoría en exportaciones, en una reducción en las importaciones y en una mejora en la cuenta corriente.

Reducir la cuenta corriente es de alta prioridad en la situación colombiana, para establecer más confianza y reducir la vulnerabilidad a los choques externos.

¿Ve hacia el futuro un déficit mayor en cuenta corriente?

No creo. Se esperan apreciaciones en el dólar, porque la FED está a punto de aumentar las tasas. Europa y Japón no harán lo mismo.

Ese escenario, que no es bueno para los precios de los commodities primarios, a Colombia no le ayudará necesariamente.

Sin embargo, debe ayudarle una depreciación sustancial en la moneda.

Esperaría que la cuenta corriente empiece a reaccionar y a disminuir en la medida en que los efectos de la depreciación empiecen a traducirse en aumentos de las exportaciones.

¿Hay posibilidad de que se recuperen los precios de las materias primas?

Inmediatamente no lo esperaría. Los ciclos de los commodities no son cortos; son medidos en años. Sería un error de política monetaria y fiscal si se reacciona como si esta caída en los precios fuera transitoria y se recuperara en seguida.

Creo que es más adecuado en términos de política fiscal y monetaria tratar esto como una caída que es persistente.

Se habla mucho de una posible desaceleración económica en China.

¿Esto debe asustar al mundo?

El crecimiento de la última década en China fue un crecimiento impulsado por grandes aumentos en la tasa de inversión. Es un crecimiento sesgado a aumentos en inversión en vez de incremento en consumo de hogares.

Eso tiene muchas implicaciones para países como Colombia que producen materias primas. La inversión usa más intensivamente materias primas que el consumo. La presencia enorme que tuvo China en los últimos años en los mercados de bienes primarios no va a estar ahí en la misma escala.

¿Estamos lejos de un colapso como el del 2008?

Yo no creo que un colapso como el del 2008 sea el escenario más probable. En Europa los problemas que estamos viviendo son los mismos que tuvieron su origen en la crisis financiera; estos no terminan de resolverse.

Tenemos a países como Irlanda, Portugal, España, Francia misma, con niveles de deuda públicos y privados que son bien elevados frente a las normas históricas.

Héctor Sandoval D.
hecsan@eltiempo.com