Alzas en fletes encarece las importaciones Los valores para los puertos del Atlántico y del Pacífico siguen subiendo, lo mismo que los precios de los granos que ingresan al país.

Alzas en fletes encarece las importaciones Los valores para los puertos del Atlántico y del Pacífico siguen subiendo, lo mismo que los precios de los granos que ingresan al país.

POR:
noviembre 12 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-12

El costo de la importación de una tonelada de cereales, desde Nueva Orleans, en Estados Unidos, hasta Buenaventura pasó de 22,25 dólares por tonelada en enero del 2006, a 71,13 dólares en noviembre, es decir, 219,6 por ciento, mientras que para los puertos del Caribe subió de 18,17 dólares a 48,75, un 168,2 por ciento más. A lo anterior se suma que el diferencial, de 4,08 dólares por tonelada en 2006, pasó a 22,38 entre los dos puertos, encarecimiento que se debe a la continua demanda de carga en el mundo, el pago de peajes en el Canal de Panamá y la escasez de buques dedicados al transporte de granos como maíz, trigo y soya. Según informó The Wall Street Journal, la escasez y las alzas en las tarifas son solo para el transporte de granos y no para los utilizados para otro tipo de mercancías en contenedores o los cargueros de petróleo, pues para estos insumos hay suficientes barcos. En el caso de Colombia, si se importan más granos, la tendencia es que los productos finales (alimentos balanceados, especialmente sean más caros para los consumidores, en este caso para los porcicultores, avicultores y ganaderos en general. Al aumento en el transporte de los fletes debe sumársele otros no menos importantes, como las congestiones para el desembarco en los puertos, los fletes internos y las dificultades en el transporte terrestre como consecuencia del invierno que padece el país desde mediados del pasado mes de abril. Por ejemplo, el país importó en el 2006 un total de 6 millones de toneladas de granos, de las cuales 3,21 millones fueron de maíz amarillo; 93.000, de maíz blanco; 1,36 millones, de trigo; 370.000, de soya; 705.000, de torta de soya, y 222.000 toneladas, de cebada. Al cierre del mes de octubre de este año la cifra de importaciones de cereales que han entrado a los puertos colombianos es de 5,1 millones de toneladas. Según Carlos Leaño Concha, gerente de Bunge Colombia, una de las cuatro grandes compañías del comercio mundial de granos, entre junio y julio se notó un leve descenso en el precio de los fletes, pero éste repuntó de nuevo, mientras la demanda mundial de granos sigue en aumento. “No se prevén cambios fundamentales en esta tendencia para el corto plazo, pues la demanda sigue en alza y se han presentado congestiones en los puertos de embarque, especialmente, en los del Golfo de México”, anotó el empresario. De otra parte, el pasado miércoles, el ministro argentino de Economía, Miguel Peirano, anunció un aumento del impuesto a la exportación de soya, trigo y maíz; el tributo a las exportaciones de soya pasó del 27,5 a 35 por ciento, el de trigo de 20 a 28 y el de maíz del 20 al 25 por ciento. También aumentó, del 8 al 10 por ciento, el impuesto a la exportación de los aceites oleaginosos. La tarifa no es fija, pues obedece a la declaración jurada de los embarques que del exportador, de acuerdo con los negocios que haga en el exterior, aunque para ésto se tienen en cuenta los precios internacionales de los granos, tales como los reportados diariamente por la Bolsa de Chicago o la de Granos de Kansas. “No sé qué pueda suceder con esta la noticia, pues por ahora no se tiene una lectura clara de este hecho, bien sea por que sean asumidas por los exportadores de granos argentinos, o bien resulten incrementando aún más los precios de los granos en el mercado internacional”, concluyó Carlos Leaño. Esta noticia, entonces, podría ser otro factor para que los fletes sigan aumentando de precio. Por último, aunque no es un factor de medida para los fletes que se cobran teniendo a Colombia como puerto de destino, para el resto del mundo opera el llamado Baltic Dry Index (BDI), un indicador para el flete de granos secos en tres tipos de buques graneleros (ver recuadro). Este índice es un promedio ponderado para las rutas que son importantes para cada tipo de buque. El BDI también ha venido en constante aumento desde el primer trimestre del 2003, cuando marcó un promedio de 1.349 puntos. Al cierre del mes de agosto de este año, el índice superó los 7.000 puntos, mientras que el pasado 19 de octubre llegó a su punto más alto. Así las cosas, todo indica que los precios de los fletes para la carga de granos seguirán con su tendencia al alza y ninguno de los analistas consultados previó que vayan a bajar, al menos por lo que resta del año y en el 2008. The Baltic Exchange Dry Index se construye con la información de los contratos de fletes de 24 rutas marítimas y tres tipos de buques graneleros: * Capesize: son barcos destinados principalmente al transporte de minerales que, debido a su tamaño, no pueden transitar por el Canal de Panamá y deben surcando por África del Sur u otras arterias o pasos. Algunos ‘capesize’ se usan para el transporte de granos. * Panamax: Son los barcos más grandes que pueden transitar por el diseño actual del Canal de Panamá. El desplazamiento medio supera las 70.000 toneladas y la eslora es de unos 275 metros. Se estima que se incremente la demanda por estos dos tipos de buques, que provocarán el encarecimiento de los fletes. * Handymax y Handysize : son los menores del grupo, con desplazamientos de 25.000 a 50.000 toneladas, utilizados habitualmente para el transporte de granos y derivados. LOS BUQUES GRANELEROS MÁS GRANDES DEL MUNDO

Siga bajando para encontrar más contenido