La Amazonía podría duplicar reservas petroleras colombianas

Los resultados de estudios preliminares realizados por la Universidad Nacional indican queen la cuenca Vaupés-Amazonia tendría recursos prospectivos por 2.340 millones de barriles.

Los problemas de orden público han aumentado el conflicto entre las empresas y las comunidades.

Archivo particular

Los problemas de orden público han aumentado el conflicto entre las empresas y las comunidades.

Finanzas
POR:
octubre 24 de 2014 - 12:55 a.m.
2014-10-24

Ampliar las actividades de exploración y producción petrolera hacia la cuenca amazónica es la nueva opción que estudia el Gobierno Nacional para incrementar las reservas de hidrocarburos en el país.

De acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad Nacional, solo en la cuenca Vaupés - Putumayo se calculan unos recursos prospectivos por 2.340 millones de barriles de petróleo, una cifra que la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) califica como muy preliminar, pero que de ser acertada podría duplicar las reservas actuales del país.

Se necesita mayor conocimiento del subsuelo y mayor actividad exploratoria para saber a ciencia cierta de estos recursos cuánto puede convertirse en reserva y cuánto puede ser técnica, económica y ambientalmente mente extraíble.

“Consideramos a la Amazonia como un área potencial en producción de hidrocarburos, porque se ha comprobado la existencia de yacimientos económicamente explotables. Pero en esta región hay poco conocimiento por parte nuestra porque hay menos exploración. Sin embargo, la cuenca Caguán-Putumayo ha demostrado ser productora”, explicó el vicepresidente de contratos de la ANH, Carlos Mantilla.

Los datos de la Agencia muestran que, a junio de este año, la producción de los 31 campos petroleros en la cuenca Caguán-Putumayo producían en promedio 45.000 barriles diarios. Las reservas de esta región, a diciembre del 2013 alcanzaban los 125 millones de barriles, es decir el 5,1 por ciento de las reservas del país. Pero esas cifras corresponden básicamente a los campos ubicados en Putumayo.

En la zona del Caguán (Caquetá), a pesar de que existen contratos de exploración y producción, no se ha logrado avanzar principalmente por problemas de orden público, que de paso han acentuado los conflictos con las comunidades.

PROBLEMA AMBIENTAL

Pese al potencial, expertos consideran que si hay dificultad para explotar petróleo en otras zonas del país, las posibilidades de obtener una licencia ambiental son menores cuando se trata de la Amazonia, lo que hace que la idea pierda toda posibilidad de hacerse realidad, desde el punto de vista ambiental.

Los atentados de las Farc al oleoducto Trasandino, obliga a las empresas a transportar el crudo mediante camiones, lo que genera mayores impactos ambientales y inconformidad en las poblaciones aledañas.

De acuerdo con Bruce Babbitt, exsecretario del Departamento del Interior de los Estados Unidos, precisamente el mayor impacto del desarrollo de la industria petrolera en un ecosistema como la selva amazónica, no es tanto la perforación en sí, sino la construcción de la infraestructura para operar los campos.

En esto coincide el viceministro de Ambiente, Pablo Vieira quien sostiene que, de hecho la construcción de carreteras es, junto con la ampliación de la frontera agrícola, uno de los mayores motores de deforestación en el país.

“Queremos desarrollar una actividad compatible con el medioambiente, haciendo seguimiento a las empresas para que cumplan las normas. Hay metodologías como la producción offshore in land, que se hace como funcionan las perforaciones marítimas, pero en tierra, sin construcción de vías porque todo es aéreo, por vía fluvial o por gasoductos”, dijo el vicepresidente de contratos de la ANH.

Pero todos estos, señalan los expertos, son planes a desarrollar en un mediano y largo plazo, que deben coordinarse con los compromisos ambientales firmados por el Estado relacionados con la preservación de la Amazonia.

Y que además, requieren de una estabilidad en materia de orden público, que podría llegar en caso de concretarse el proceso de paz.

LA ESTRATEGIA FRENTE A LA AMPLIACIÓN DE LA FRONTERA

De acuerdo con los datos del Ministerio de Ambiente el 57 por ciento de la deforestación que se registra en Colombia se presenta en la Amazonía.

Los mapas de la entidad evidencian que las zonas con mayores presiones socioambientales al ecosistema coinciden con las zonas de mayor potencial petrolero, en las que la ANH tiene áreas definidas.

De acuerdo con Pablo Viera, viceministro de Ambiente, la estrategia Visión Amazonía que lidera esta cartera busca reducir a cero la tasa de deforestación neta en esta región y promover el desarrollo de industrias que no emitan dióxido de carbono.

De acuerdo con Viera, esta meta no excluye en sí misma al desarrollo de la industria petrolera, pero sí implica la exclusión de algunas zonas cercanas al Parque Natural de la serranía de Chiribiquete.

http://r.portafolio.eltiempo.com.co/sites/portafolio.co/files/petroleraamazonicacolombianasep24.jpg

Nohora Celedón
nohcel@portafolio.co