¿Qué está amenazando a los servicios públicos?

Cultura del no pago llega a 50% en algunos municipios, siendo un problema para la inversión y el servicio.

En el país hay registrados 7.000 acueductos pero, contando muchos que están dispersos, se calcula que el número llega a 12.000.

Archivo particular

En el país hay registrados 7.000 acueductos pero, contando muchos que están dispersos, se calcula que el número llega a 12.000.

Finanzas
POR:
junio 22 de 2015 - 12:47 a.m.
2015-06-22

Tanto como lo es llegar con agua y sistemas de saneamiento a los sitios más recónditos del territorio nacional, otro reto importante del país es hacer sostenibles las empresas que proveen estos servicios. Así lo asegura Pierre Urriago, director de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Andesco, el gremio de los servicios públicos.

Este es uno de los temas que se tratarán entre el miércoles y viernes en el Congreso de la agremiación que tiene lugar en Cartagena.

Según Urriago, una de las amenazas contra la sustentabilidad económica en este campo es la falta de una cultura de pago.

“El peligro es que se genera un círculo vicioso que hay que romper: una empresa con bajo recaudo no es capaz de cubrir los costos de inversión y se deteriora la calidad del servicio y por eso la gente no paga. Si hay cultura de pago va a haber una caja importante para invertir”, dice, al advertir que en las grandes capitales pagan entre el 95 y el 98 % de los usuarios, pero el problema es sensible en los pequeños pueblos, donde muchas veces el porcentaje apenas llega al 60 o al 50 %.

Y aunque la política estatal después de la ley 142 de 1994 es la eliminación de subsidios, de acuerdo con el dirigente gremial, en algunos sitios es indispensable mantener un trato preferencial con aportes de la Nación o de los municipios, dado el bajo poder adquisitivo de la población o los altos costos. Sería el caso de Quibdó, San Andrés y Yopal, por ejemplo. “No es solo hacer una planta, sino que la gente tenga una cultura de pago para costear la operación. Por eso, muchas veces el Gobierno hace infraestructura que queda abandonada. La idea es hacer estas infraestructuras viables”, recalcó.

En el país hay registrados cerca de 7.000 acueductos, pero se estima que podrían llegar a 12.000 en total. La cobertura, igual que la cultura del pago, muestra una gran brecha: mientras que en las grandes urbes es casi universal, en los municipios de categoría 5 y 6 –los más pobres– no llega al 70 %, e igual ocurre con los alcantarillados.

El tratamiento de aguas residuales es otra gran deuda ambiental en Colombia, de acuerdo con Andesco, pues apenas el 30 % de ellas son tratadas y el resto va directamente a los ríos, con toda la carga contaminante.

Por otra parte, apenas el 17 % de los residuos sólidos se aprovechan, en contraste con los países desarrollados, donde el 80 % es transformado y retorna al ciclo productivo, lo cual asegura una mayor vida útil de los rellenos sanitarios.