Amenazas por perseguir a mafias en transporte

El superintendente de Puertos y Transporte, Juan Miguel Durán, habla de los esfuerzos por erradicar la ilegalidad del sector, que le han valido llamadas intimidantes y seguimientos. Igualmente, sobre el plan de control para la temporada.

Juan Miguel Durán, superintendente de Puertos y Transporte.

Milton Díaz

Juan Miguel Durán, superintendente de Puertos y Transporte.

POR:
diciembre 21 de 2013 - 12:06 a.m.
2013-12-21

Esta semana, el superintendente de Puertos y Transporte, Juan Miguel Durán, tuvo que darle explicaciones al país sobre el nombramiento que estaba en proceso de una ficha del excongresista Juan Caros Martínez –condenado por parapolítica– como superintendente delegado de Transporte.

Este episodio es el colofón de un año movido en el que ha enfrentado amenazas, presuntamente por medidas que ha tomado para darle transparencia a un sector donde han detectado la presencia de mafias.

¿Cómo es la historia del nombramiento de Alex Pascual Loango?

Acá llegan muchas hojas de vida y cuando hay vacantes se miran. En este caso, había varias personas y el Departamento de la Función Pública, que es el encargado de las entrevistas y verificar los antecedentes, había iniciado el proceso.

¿Cuándo fue la entrevista de Loango?

Creo que el 7 de diciembre y todavía no hemos recibido los resultados, pero ya ni siquiera los voy a pedir. Esta persona sale del proceso y siguen las demás.

¿Cómo será su plan para Navidad y el año nuevo?

Vamos a tener 60 funcionarios encubiertos en 18 vías concesionadas, 12 aeropuertos y 16 terminales terrestres, y haciendo rutas de transporte intermunicipal para detectar si se están cumpliendo las normas –yo personalmente estaré ahí–. Además, haremos operativos con la Policía para verificar que todos los documentos estén al día y tenemos el #767 para informar cualquier irregularidad.

¿Qué conductas específicas observarán?

Por ejemplo, que no se vuelen el tope de velocidad, ni recojan gente en zonas no autorizadas, que los vehículos estén en óptimas condiciones y que no haya sobrecupo.

¿Ese personal es suficiente para un territorio tan amplio y tantos frentes?

Trabajamos con los recursos que tenemos: son 60 de 136 funcionarios que hay en la Súper. Pero además la labor es conjunta con la Policía, el Ministerio de Transporte, la Aeronáutica, concesionarios de los aeropuertos, Invías y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Un punto neurálgico son los aeropuertos. ¿Cómo van a hacer ahí?

Nuestra competencia radica en la infraestructura aeroportuaria, para que esté en óptimas condiciones. Con las aerolíneas no tenemos competencia frente al servicio, sino en temas administrativos.

Pero el miércoles hubo una parálisis de varia horas en El Dorado y unas semanas atrás, en el puente aéreo. ¿Se está investigando?

Hay algunas investigaciones desde el año pasado y otras de este año. Veremos si amerita incorporar estos últimos hechos o abrir nuevas investigaciones. La última investigación se abrió en septiembre a Avianca, y está en etapa probatoria. Las de noviembre del 2012 también involucran a esta aerolínea, pero además a LAN, Copa y VivaColombia. Ya está casi por resolverse en un fallo.

¿Qué ha pasado con la investigación de fraude en los manifiestos de carga?

Nosotros le dimos traslado a la Fiscalía, pero hemos tomado acciones muy importantes: verificamos los registros de las cámaras de Comercio sobre empresas de transporte y hallamos 29.600. Luego, las cruzamos con las 2.615 habilitadas ante el Ministerio y les enviamos una circular a los generadores de carga para que solo contraten con ellas. También, por propuesta nuestra, la Superindustria ahora exige que se ponga una anotación que diga si las empresas están habilitadas en los registros de Cámara de Comercio.

¿Qué pasó con la empresa de Pasto que expidió un manifiesto de carga falso donde usted era el titular?

Hay una investigación administrativa en etapa probatoria y se incorporó a una denuncia penal.

¿Es verdad que está amenazado?

Este es un sector complejo y como estamos tomando medidas fuertes, puede haber empresas molestas. Han hecho llamadas a mi celular y a los de otros funcionarios desde celulares de la calle. También, hace dos meses, detectamos seguimientos de una moto cuando yo salía de la Superintendencia. Esto está reportado a la Unidad Nacional de Protección.

Néstor Alonso López

Redacción Portafolio

 

Siga bajando para encontrar más contenido