América Latina es una propuesta sólida: Abraaj

Para el representante de este grupo en la región, Miguel Ángel Olea, hay un crecimiento superior al de otras áreas, que además es sostenible porque está soportado en tres importantes pilares: una demografía muy favorable, el crecimiento del consumo de la clase media y la urbanización.

Miguel Ángel Olea.

Archivo Particular

Miguel Ángel Olea.

POR:
abril 13 de 2014 - 05:48 p.m.
2014-04-13

El Grupo Abraaj maneja fondos de inversión cercanos a 7.500 millones de dólares y posee una red con casi 30 oficinas en Nairobi, Bombái, Dubái, Estambul, Ciudad de México y Singapur.

Miguel Olea, su representante en América Latina, habló con Portafolio de las perspectivas en la región.

Pareciera que ha pasado un poco el entusiasmo con respecto a la región. ¿Comparte esa visión?

Es todo lo contrario, yo llevo toda mi vida profesional dedicado a asuntos en América Latina y no he visto una ventana de oportunidad y de optimismo como la de ahora, con un apetito por invertir, sobre todo donde nosotros estamos, que es en capital privado. Somos una empresa global, e invertimos en Europa, África, Asia y América Latina en lo que se denomina hoy la Alianza Pacífico: estamos en México, Perú y Colombia, y eventualmente queremos entrar a Chile.

¿La situación es igual en toda América Latina?

Una cosa es la Bric con Brasil y otra sin Brasil. Ese país puede pasar por un momento, quizás, más difícil que los países de la Alianza Pacífico en términos de crecimiento, de perspectiva, pero eso se arregla, ya que estamos viendo los problemas de corto plazo. Pero América Latina, yo diría, es una propuesta sólida por un crecimiento soportado en tres importantes pilares: una demografía muy favorable, el crecimiento del consumo de la clase media y la urbanización.

¿Cómo influye acá la urbanización?

Es muy importante, pues el 70 por ciento de la población ya vive en ciudades, pero estamos hablando de ciudades de segundo nivel en el mercado: hay 18 ciudades en América Latina de más de un millón de habitantes.

En la medida que la gente se urbaniza, demanda más servicios de infraestructura y apoyo, que tiene que ver mucho no solo con infraestructura física, sino con transmisión de datos, transmisión de señal de voz, y empieza a percibirse una demanda creciente.

¿Esto en qué áreas concretas se traduce en oportunidades de negocio?

Vemos oportunidades muy importantes en educación, salud, movimiento de bienes de consumo perecedero, servicios financieros no regulados y venta al menudeo.

Hemos visto también el desarrollo del sector de infraestructura, sobre todo por las reformas energéticas en México y por la nueva estrategia de infraestructura en Colombia y Perú. En México hay un plan de 300.000 millones de dólares, en Colombia uno de 50.000 millones y en Perú otro de 50.000 millones. El efecto de esto en las economías va a ser entre 1 y 1,5 puntos de crecimiento adicional del PIB.

¿Qué inversiones concretas tiene su grupo en el área?

Las inversiones del fondo Abraaj van como en 150 millones de dólares, pero hubo otras por 130 millones, o sea, 280 millones en total.

Tenemos 3 empresas en Perú, 3 en Colombia, 1 en Costa Rica y 6 en México. Los sectores son muy diversificados: arrendadoras, restaurantes, hard discount (grandes descuentos), servicios petroleros, energía, operadoras de turismo, promotoras de vivienda, y firmas de logística y distribución de juguetes.

¿Cuál es la dificultad más grande que han encontrado para entrar a la región?

Yo hablaría de tres cosas: la primera es originar buenos proyectos con buenos socios.

Eso es un elemento crítico y lo hemos resuelto por la red que tenemos de conocidos y de conocimientos de América Latina. La segunda es que no habían surgido todavía fuentes de capital doméstico que complementaran el capital internacional.

Y una tercera es que el proceso de inversión en América Latina se vio enturbiado por la crisis financiera del 2008-2009, que fue cuando empezamos a invertir.

¿Comparte la percepción de que a veces hay más fondos disponibles que oportunidades?

A mí me extraña esa afirmación de algunos analistas. La Alianza Pacífico es una economía de más de 2 trillones de dólares, es del tamaño de Brasil, es la octava economía del mundo. Si usted mira que nosotros hicimos 13 inversiones y multiplica eso por el número de fondos que hay –en México son 10, en Perú 4 y en Colombia 5–, todos los fondos combinados llegarían a 200 transacciones en 5 años, estamos hablando de 40 transacciones por año en una economía de 2 trillones.

Existen las oportunidades, pero es cuestión de tener la habilidad para tener un acceso privilegiado a estas inversiones.

¿Qué viene para Abraaj?

Lo que tratamos de hacer es empezar a canalizar alrededor de unas inversionistas que inviertan en América Latina. Para ello, hemos estado recorriendo los mercados, planteándoles cuál es la estrategia de inversión que queremos desarrollar y qué estamos viendo de positivo.

¿Qué recursos planean invertir?

Queremos desplegar en los siguientes cuatro años 1.500 millones de dólares en la Alianza Pacífico.

¿Cómo ha sido su experiencia en Colombia y qué ve a futuro?

Hemos tenido una experiencia excelente, yo diría que somos top.

¿A futuro qué ven en este país?

Colombia nos interesa mucho porque, por ejemplo en el plan de infraestructura por 50.000 millones de dólares, estamos viendo 1 o 1,5 más de crecimiento en el PIB.

EL MUNDO MIRA A LA REGIÓN

Según Miguel Ángel Olea, dos tercios del crecimiento mundial en los años próximos se van a originar en los mercados en crecimiento –que otros llaman emergentes–, como América Latina.

Su cálculo es que las naciones de la Alianza Pacífico repuntarán al 4,5 por ciento, mientras que “a lo mejor “Europa va a caer en deflación y EE. UU. está apenas empezando a recuperar la senda de crecimiento”.

“Se va a duplicar el PIB de la región en los siguientes diez años”, vaticina Olea en relación con América Latina.

Ricardo Ávila Pinto

Director de Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido