Ampliación de El Dorado empieza el 15 de mayo

Las obras en terminal y pistas costarán 770.000 millones de pesos y terminarán en el 2017.

El Dorado

Archivo

El Dorado

Finanzas
POR:
enero 22 de 2015 - 02:19 a.m.
2015-01-22

Como parte de la estrategia para aumentar la capacidad operativa del actual aeropuerto El Dorado de Bogotá, el Gobierno aprobó ayer un plan de obras para los próximos 24 meses que tendrá inversiones por 770.000 millones de pesos.

La gran preocupación, según el vicepresidente de la República, Germán Vargas, es que la terminal hoy moviliza 27 millones de pasajeros y si no se amplía, se saturará en cuatro años.

La expansión permitiría atender a 40 millones de pasajeros en el 2017 e incluye la ampliación de las terminales y la plataforma, un incremento en los puentes de abordaje y el mejoramiento de las pistas.

Estas obras complementarias y voluntarias arrancan el 15 de mayo y las realizará el concesionario Opaín. También hay unas adicionales, las salidas rápidas en las pistas y una Mike, que es una calle de rodaje que conectará las dos pistas por el occidente de Catam, que estarán a cargo de Codac.

Las obras complementarias permitirán que el aeropuerto pase de 37 posiciones de parqueo a 56; además que se aumente el número de operaciones por hora pasando de 50 a 90. Las obras en pistas están planeadas para reducir los tiempos que gastan las aeronaves en el carreteo y entre aterrizar y llegar a las puertas de desembarque de pasajeros.

“Con la ampliación del terminal nacional y del lado norte del terminal internacional tendríamos 8 posiciones más de contacto. Hoy tenemos 27 posiciones, si sumamos esas 8 y las 6 adicionales, cuando se tenga disponible el espacio que hoy ocupa la antigua torre de control (cuya demolición empieza en agosto), eso nos daría 14 posiciones, lo que representa un aumento en capacidad del 47 por ciento”, explicó Andrés Ortega Rezk, gerente de Opaín.

Con las obras complementarias del lado norte, se seguiría ampliando El Dorado hacia el Puente Aéreo, para lo cual se reubicarían los dos hangares de Avianca. “Ahí llegaríamos a 19 posiciones más de contacto, un 70 por ciento más de capacidad”, puntualizó Ortega.

El presidente de Avianca, Fabio Villegas, calificó como un paso monumental para la industria los anuncios del Gobierno. “Nos permite ofrecer un mejor servicio, solucionar muchos de los problemas operacionales que estamos viviendo y pensar en un mayor crecimiento en Bogotá”, dijo.

El alto ejecutivo confía que después de las obras puedan dejar el Puente Aéreo y concentrar la operación porque “los costos de operar en dos aeropuertos son altísimos”, puntualizó y pidió mayor control sobre los costos del combustible y las sobretasa a algunos servicios en plataforma. Por su parte, el senador Carlos Galán espera que dentro del megaproyecto se incluya “una telaraña de vías que garanticen que el aeropuerto no depende de la Calle 26. De lo contrario, vamos a tener una infraestructura con los más altos estándares, pero desconectado de la ciudad”.