Ampliar el espectro de negocios a mentes jóvenes sirve para mejorar el potencial de la economía: Carl Schramm

Es fácil restar importancia a la idea del espíritu empresarial juvenil. Para muchos, la idea todavía evoca imágenes de puestos de venta de limonada que los niños montaban en el vecindario.

POR:
noviembre 17 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-17

En la sociedad de hoy enlazada por Internet, sin embargo, los jóvenes bien pueden representar la tercera oleada importante de nuevas fuentes de capacidad empresarial destinadas a tener un impacto de grandes dimensiones en la economía global. Las dos oleadas anteriores a ellos fueron la de las mujeres y la del microcrédito.

Una vez que lo empresarial se integra a las posibilidades en las opciones de carrera en las mentes jóvenes, se vuelve un principio organizacional dinámico para la sociedad como un todo. Esto conlleva mucho más que cambios en el currículo escolar, sin ignorar lo importante que estos son.

De hecho, cambia no solamente la conversación acerca de la economía nacional misma sino, en última instancia, el ADN económico de una nación. Tradicionalmente, en muchas sociedades alrededor del mundo, el dedicarse a actividades empresariales se ha visto principalmente como del dominio de hijos de padres adinerados; es decir, una actividad para una elite.

A decir verdad, nada es más asfixiante para una economía que mantener los conceptos de lo empresarial fuera de las aulas, disposición justificada a menudo por ser supuestamente una actividad de ricos.

Abrir el campo empresarial a gente más joven sobre una base más extensa se convierte, por lo tanto, en parte integral del proceso de democratización más amplio que está en marcha en todo el mundo. Su mensaje central es lo suficientemente claro: la oportunidad económica no está ligada directamente con el estatus social.

Muchas economías emergentes todavía se encuentran en medio de un giro marcado hacia economías realmente de mercado.

Ampliar los horizontes de los jóvenes hacia las oportunidades empresariales crea una comunidad natural para fortalecer esos mecanismos de mercado, y es seguro que va a ampliar el potencial de una economía.

En un momento en el que la economía global está sometida a tensión considerable, es inteligente buscar nuevas ideas e impulsos. La exposición mayor al pensamiento empresarial en toda la generación joven, sino en la sociedad como un todo, también fortalece un sentimiento de realismo económico en una
época marcada por la fuerte competencia.

En la variedad...

Si bien algunas personas se lamentan de que los días del empleo de toda la vida con una sola empresa son cosa del pasado, la generación joven en los países occidentales recibe con agrado esos cambios. La mayoría de jóvenes prefiere no hacer toda su carrera con una sola empresa. Bien sea por necesidad o por gusto, un enfoque más empresarial de la carrera, junto con una apertura al cambio y a nuevos intereses, se está convirtiendo en norma, más que en excepción. 

Siga bajando para encontrar más contenido