Analistas creen que Emisor no cambiará tasa de intervención

Analistas señalan que las expectativas inflacionarias para este año se mantienen en 3,3 %, por posibles presiones sobre los precios por algún impacto del fenómeno de El Niño y la transmisión de la devaluación del peso sobre algunos productos.

Hay expectativa entre los analistas, sobre el impacto que podría tener el fenómeno de El Niño en la inflación.

Archivo / Portafolio

Hay expectativa entre los analistas, sobre el impacto que podría tener el fenómeno de El Niño en la inflación.

Finanzas
POR:
febrero 16 de 2015 - 06:17 p.m.
2015-02-16

El Banco de la República mantendría sin cambios su tasa de interés en un 4,5 por ciento en su reunión de política monetaria del próximo viernes, en medio de perspectivas de desaceleración de la economía, mostró el lunes un sondeo de Reuters. Sería el sexto mes consecutivo en el que el banco emisor no cambia su tipo referencial.

"La visión de la autoridad monetaria con respecto al crecimiento, el entorno internacional, los precios del petróleo y la inflación sustentan la estabilidad de tasas de interés", dijo un informe de Bancolombia.

Un 59 por ciento de los analistas consultados estimó que el Banco Central mantendría estable la tasa de interés durante lo que resta del año, mientras el resto de agentes consideró que la reduciría a entre un 4 y un 4,25 por ciento.

La cuarta mayor economía de América Latina frenaría su ritmo de expansión desde una proyección de 4,78 por ciento en 2014 a un 3,7 por ciento en el 2015 y 2016, según el sondeo.

"El nivel de tasa de intervención continúa impulsando la actividad real y en mayor medida el crecimiento de la demanda interna. Lo anterior es de suma importancia, ya que por ahora reduce de manera importante la posibilidad de que la política monetaria se torne aún más expansiva vía reducción de tasas", explicó Bancolombia.

No obstante, pese a la desaceleración económica, las expectativas inflacionarias para el total de este año se mantuvieron en un 3,3 por ciento, respecto del sondeo de enero, debido a posibles presiones sobre los precios por la eventual ocurrencia del fenómeno climático de El Niño y de la transmisión de la devaluación del peso sobre algunos productos.

Los cálculos de los 17 expertos se mantuvieron dentro del rango que estableció como meta el Banco de la República, de entre un 2 y un 4 por ciento. Para el 2016 se mantuvieron las expectativas de una inflación de 3 por ciento, frente al sondeo del mes anterior.

Solo para febrero, la inflación se situaría en un 0,68 por ciento, levemente superior al 0,63 por ciento que registró en igual mes del año pasado, con lo que acumularía un 3,86 por ciento en los últimos 12 meses.

Mientras, la estimación de depreciación de la moneda, el peso, disminuyó marginalmente para el cierre de este año a 2.350 unidades por dólar frente a 2.355 unidades en la encuesta de enero.

Para el fin del 2016 la proyección de cotización de la divisa varió a 2.300 unidades por dólar, desde una proyección previa de 2.325 unidades.

Reuters