Analistas y ex ministros evalúan 'teoría de la buena suerte' que expuso Nouriel Roubini en conferencia

Planteó que buena parte del crecimiento de América Latina entre el 2003 y el 2007 -que también benefició a Colombia- fue producto de la buena suerte, relacionado con precios de las materias primas.

POR:
mayo 20 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-20

"Un colchón de seguridad que nos dio el desarrollo de los precios de los productos primarios es importante, porque lo que ocurrió en la gran depresión, por ejemplo, que es el único hecho comparable, es que los precios de los bienes primarios cayeron y por lo mismo nuestros ingresos en divisas también. Hemos sido afortunados y hay que reconocerlo", dijo Mauricio Pérez, decano de la Facultad de Economía de la Universidad Externado.

Sin embargo, hay quienes advierten que, además de ese golpe de buena suerte, en el caso de Colombia, también hubo condiciones internas que permitieron empujar el crecimiento, como la recuperación de la confianza y el buen clima para la inversión.

"Todos los indicadores muestran que el clima de la inversión mejoró y eso también puede estar asociado a ciertas políticas, sobre todo a la de Seguridad Democrática", dice Alejandro Gavira ex subdirector de Planeación Nacional y decano de la Economía de la Universidad de Los Andes.

Para el ex ministro Gabriel Rosas es indiscutible que el comportamiento que tuvieron los precios de las materias primas es una circunstancia económica relevante, producto del aumento de la demanda desde China e India, y no producto de la buena suerte. 

Siga bajando para encontrar más contenido