Los analistas no prevén que la inflación se desborde en 2015

Pese a que el costo de vida aumentó 1,15 por ciento el mes pasado, expertos consultados no estiman que el incremento del Índice de Precios al Consumidor supere el 4 por ciento al terminar el 2015.

El aumento en el precio de los alimentos presionó la inflación.

Archivo particular

El aumento en el precio de los alimentos presionó la inflación.

Finanzas
POR:
marzo 10 de 2015 - 01:17 a.m.
2015-03-10

Pese a que el dato de inflación de febrero (1,15 por ciento) resultó sorpresivo para el mercado local por cuenta de los incrementos de precios en rubros como alimentos, educación y comunicaciones, analistas y expertos no prevén un desbordamiento del costo de vida por encima del 4 por ciento para el cierre de este año.

Incluso, los codirectores del Banco de la República señalaron que, pese al reciente aumento de la inflación –el cual puede ser de carácter transitorio–, las expectativas del costo de vida para este año están ancladas a la meta del 3 por ciento. Asimismo, José Darío Uribe, gerente del Emisor, había advertido a comienzos de febrero de este año que se podría ver algo más de inflación en los próximos meses.

Sin embargo, el Emisor señaló que los efectos de una tasa de cambio más elevada no han terminado de transmitirse completamente a los precios de los productos importados.

“Dada la depreciación acumulada hasta febrero del 2015, existe el riesgo de que la variación anual del grupo de transables sin alimentos ni regulados aumente más de lo proyectado”, dicen las más recientes minutas de la junta directiva del Emisor.

Si se da una elevada transmisión por el lado de los transables, agrega el documento, se afectarían las expectativas y, también, se verían “efectos más persistentes sobre la inflación”.

Por ejemplo, la codirectora del Banco de la República, Ana Fernanda Maiguashca, dejó claro que en esta primera parte del año probablemente se tendrán “lecturas altas del dato de inflación”. Aun así, proyectó que estas comenzarán a bajar a partir del segundo semestre para así encaminar el costo de vida hacia el objetivo del 3 por ciento trazado por el Banco.

Entretanto, el codirector del Emisor, Carlos Gustavo Cano, señaló recientemente que ante el choque de oferta transitorio –que se ha reflejado en el aumento de productos como cereales, hortalizas y legumbres–, no debe reaccionar la política monetaria “a no ser que se afecten las expectativas”.

Bajo este panorama, pronosticó Cano, la inflación del 2015 terminaría por debajo del 3,5 por ciento. Asimismo, el costo de vida en el 2016 regresaría de nuevo hacia la meta del 3 por ciento.

Por el lado de los analistas, un informe del departamento de Investigaciones Económicas de Credicorp Capital señala que, aunque el más reciente dato de inflación desbordó las expectativas, en el segundo semestre del año se verá una inflación a la baja, como consecuencia de “una reversión gradual de los choques de oferta” como los vistos en alimentos y regulados. Esto llevaría al Índice de Precios al Consumidor (IPC) a terminar el año en 3,5 por ciento.

Y aunque la inflación anual está por encima del rango meta del Emisor (2 a 4 por ciento), el gerente de Investigaciones Económicas de Bancolombia, Juan Pablo Espinosa, dijo que los riesgos inflacionarios están al alza, lo cual puede alejar al Banco de la meta del 3 por ciento.

“Es difícil que termine la inflación por debajo del 3,5 por ciento este año. El pronóstico que tenemos es de 3,41 por ciento, pero vamos a revisarlo teniendo en cuenta el dato de febrero”, explicó Espinosa, quien aseguró que con los actuales registros inflacionarios el Banco de la República no realizará recortes en las tasas de interés.

Por su parte, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) señaló que resulta preocupante que la inflación subyacente (sin alimentos) haya pasado del 3,2 al 3,41 por ciento y que “esta desagradable sorpresa inflacionaria tendrá importantes consecuencias sobre la postura monetaria-fiscal inmediata, debido a que se estaría cerrando la opción de usar la política monetaria de manera contracíclica durante el segundo semestre del 2015”.

Entretanto, la firma Corpbanca Asset Management advirtió que en el costo de vida los riesgos están al alza para este año con “una mayor incertidumbre”. Señala el informe que esta se traduce en el aumento en el precio de los alimentos y, también, en la incidencia que pueda tener la tasa de cambio sobre los productos importados. “Estimamos más probable que la inflación total termine el año entre un rango de 3,30 por ciento y 3,50 por ciento”.

‘NO HAY QUE REDUCIR LAS TASAS’

Pese al panorama que afronta el crecimiento económico para este año, por cuenta de una reducción en los precios del petróleo, la codirectora del Banco de la República, Ana Fernanda Maiguashca, aseguró que no ve necesario reducir la tasa de interés (que está en 4,5 por ciento) para darle impulso al crecimiento económico. Hacer esa maniobra, dijo, podría influir en el incremento del déficit de cuenta corriente.

Entretanto, la más reciente Encuesta de Opinión de Fedesarrollo y la BVC señala que cada vez más analistas del mercado local prevén una reducción de la tasa de referencia.

hecsan@eltiempo.com