Andigraf, preocupada por la informalidad

Industria gráfica le hace pliego de necesidades al Gobierno, pide revisar la Imprenta Nacional y reglamentar centrales de compra.

Los hábitos están cambiando en los consumidores y se van generando nuevos retos tecnológicos.

Archivo

Los hábitos están cambiando en los consumidores y se van generando nuevos retos tecnológicos.

Finanzas
POR:
marzo 31 de 2015 - 05:03 a.m.
2015-03-31

Según la encuesta de opinión industrial para el mes de enero, se observa una utilización de la capacidad instalada por el orden del 58 por ciento, producto de pedidos que se realizaron a finales del año pasado. A lo anterior se suma que el arranque del año ha estado muy lento y los empresarios están preocupados por el efecto que el comportamiento del dólar genera a los insumos de la industria, esto considerando que hay un componente importante de insumos, y por supuesto de tecnología, que deben ser importados y que para el caso implica un incremento de los costos de fabricación, afectando el precio final. Parte del tema se ve reflejado entonces en los resultados de la EOIC, que permiten precisar que la producción cayó un -6.7 por ciento y un -4.9 por ciento en las ventas totales, según comunicó Andigraf.

Sin embargo, cabe resaltar el comportamiento positivo que mantiene el segmento de empaques y etiquetas, para el mes de enero, que reporta un crecimiento de 11,6 por ciento en la producción y del 1.9 por ciento en las ventas totales.

Evidentemente, este comportamiento corresponde a la buena dinámica observada en sectores como alimentos y bebidas.

Asimismo, es importante resaltar el impulso exportador que se ha observado en las etiquetas del papel, que al primer semestre reportan un incremento de 25 por ciento en el valor exportado.

“El empresario de nuestro sector está afrontando retos tecnológicos, cambios de hábitos de consumo y eso hace que deba también adaptar su modelo de negocio, lo anterior implica un ejercicio muy orientado hacia la implementación de una cultura más innovadora al interior de las empresas y un trabajo mucho más colaborativo del empresario gráfico con los proveedores, con los clientes y la búsqueda de oportunidades de financiación que apalanquen su necesidad de transformación”, afirmó María Alexandra Gruesso, presidenta ejecutiva de la Asociación.

Gruesso hace un llamado al Gobierno Nacional para que ante la actual situación de la capacidad instalada del sector y la necesidad que tiene el Gobierno de identificar recursos para darles un uso más apropiado, conforme a las definiciones que ha establecido y que promueve a través del Plan Nacional de Desarrollo, revise el costo de mantener la Imprenta Nacional cuando sus cifras demuestran que tiene una planta que trabaja el 20 por ciento menos que el sector privado (40 horas semanales), que tiene una alta carga prestacional por su negociación sindical, que presenta incapacidad para atender la totalidad de la demanda de las instituciones del Estado pero ejerce un rol de intermediación.