Anif insiste en flexibilización de Regla Fiscal

El organismo propuso al Gobierno que este mecanismo tenga una cláusula de escape que permita que el déficit se aumente en 0,3 por ciento. Lo anterior daría más recursos para las grandes obras.

Obras como la Variante de Aguachica (Cesar), que forma parte de la Ruta del Sol, están siendo dadas al servicio.

Archivo particular

Obras como la Variante de Aguachica (Cesar), que forma parte de la Ruta del Sol, están siendo dadas al servicio.

Finanzas
POR:
mayo 22 de 2015 - 04:41 a.m.
2015-05-22

Después de que el Consejo de Estado anunció la suspensión temporal de la venta de Isagén, durante los últimos días los actores del sector de la infraestructura, los gremios y el Gobierno han estado planteando todos los escenarios para ver cómo pueden cubrirse los posibles faltantes que tendrían las grandes obras de infraestructura que se harán en la próxima década.

Y en medio de las preocupaciones y de la oposición que ha generado la propuesta para vender la porción que el Estado tiene en Isagén, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) insistió en que se modifique la Regla Fiscal, la cual fue diseñada por el Gobierno para evitar desbordes financieros.

Sergio Clavijo, presidente de ese organismo, explicó que la propuesta hecha al Gobierno consiste en ponerle “cláusulas de escape a la Regla Fiscal”. Esto, resaltó, permitirá que el déficit se aumente en 0,3 por ciento del PIB cada año, con el propósito de acelerar la financiación de la infraestructura.

Y aunque la Regla Fiscal es buena para evitar desajustes en las cuentas del Gobierno, señaló Clavijo, “nos está apercollando a un punto en el cual absurdamente Colombia estaría bajando su endeudamiento de 40 por ciento del PIB a 20 por ciento del PIB”.

“Si se hacen las vías y se revitaliza el agro y la industria, la economía crecerá 5,5 por ciento. El multiplicador de la actividad económica evitará que la deuda del país se suba por hacer las carreteras”, manifestó el directivo, quien reiteró que si no se vende Isagén, no será posible que la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) salga a emitir bonos que logren recursos por $35 billones para la segunda y la tercera ola de vías 4G.

Entretanto, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, reiteró ayer que la propuesta del Gobierno es que se movilice “un activo que no se va a ir de Colombia (Isagén) para financiar la infraestructura que necesitamos” y radicó ante el Consejo de Estado un recurso para levantar la medida cautelar (ver página 8).

Incluso, desde la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), se envió un mensaje al Gobierno en el que se deja claro que la decisión del Consejo de Estado está poniendo en riesgo la financiación de la tercera ola de concesiones viales de cuarta generación.

Juan Martín Caicedo, presidente de ese gremio, señaló que “estamos tirando por la borda una oportunidad de oro para hacernos a los $5,2 billones que representaría la venta de Isagén”.

‘CONCESIONES SIN LÍO’

Frente a las preocupaciones existentes de cara a la financiación de las nuevas vías, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, manifestó que “en el tema de concesiones no tenemos esta problemática en este momento, ya que nosotros tenemos un esquema en el que pagamos cuando estén listas las obras. Entonces, no hay una restricción en la actualidad con relación al tema de las concesiones”.

Sin embargo, Andrade dejó claro que en la actualidad sí existe una restricción relacionada con las obras de carácter público. “El Confis aprobó $4 billones en obra pública del Invías que va a iniciar contratación en las próximas semanas. En la medida en la que haya una restricción fiscal, no se pueden llevar a cabo todas las obras”.

Andrade concluyó que el país debe hacer un mayor esfuerzo para encontrar fuentes enfocadas en hacer obra pública. “Tenemos que aprovechar el mecanismo de las Asociaciones Público Privadas (APP) a través de la inversión privada, lo cual nos permite hacer inversiones sin estar sujetos a restricciones”.

REFORMA TRIBUTARIA, PENDIENTE

Además de plantear la posibilidad de modificar la Regla Fiscal existente, el presidente de la Anif, Sergio Clavijo, dejó claro que otra tarea pendiente es lograr “una señora reforma tributaria que allegue recursos adicionales a los que puede proveer Isagen o, eventualmente, Ecopetrol”.

Según Clavijo, con la más reciente reforma que hizo el Gobierno al sistema de impuestos, la tasa efectiva de tributación que tienen las empresas del país pasó del 48 por ciento al 53 por ciento. “Eso nos sacó del tinglado competitivo dentro de la Alianza del Pacífico. Chile, Perú y México tienen tasas entre 35 por ciento y el 40 por ciento”.

Una nueva reforma, reiteró, debe pensar en impuestos indirectos como el IVA. Bajo este parámetro, manifestó Clavijo, la tarifa general del IVA puede subirse gradualmente del 16 al 18 por ciento, lo cual le permitirá al Gobierno conseguir la mitad del recaudo que le está haciendo falta.

VIENEN DESEMBOLSOS ALTOS

El presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, explicó que los años 2017, 2018, 2019 y 2020 serán de grandes desembolsos para los bancos que pondrán recursos para la infraestructura.

Entretanto, indicó que los desembolsos grandes para el Gobierno vienen a partir del año 2020, una vez comiencen a entregarse las obras.

Por ejemplo, aclaró, en el 2015 tendrán que hacerse desembolsos de $2 billones. Los del 2016, serían de $3 billones y los del 2017, de $6 billones.

Andrade agregó que los que se harán entre los años 2018 y 2020 sumarán aproximadamente $24 billones. Entretanto, en el 2021 el volumen bajará a $7 billones y en el 2022, a $6 billones. En el 2023, los recursos serán de $3 billones.

hecsan@eltiempo.com