Al año, 50.000 quejas de consumidores

De estas, el 90% son por telefonía y el resto por falta de calidad y seguridad en productos de otros sectores.

En los buses de la Superindustria han atendido a más de 15.000 personas

Archivo Portafolio

En los buses de la Superindustria han atendido a más de 15.000 personas

Finanzas
POR:
marzo 15 de 2015 - 10:42 p.m.
2015-03-15

Los compradores descontentos interponen anualmente alrededor de 50.000 quejas ante la Superintendencia de Industria y Comercio, autoridad encargada de dirimir estos conflictos con las empresas oferentes.

“Estamos atentos a conductas que no solo dañen a un consumidor individual, sino a un conglomerado o que afecten los mercados. Ahí se imponen multas, se cierran establecimientos, se recogen productos o se dan órdenes de suspensión de alguna publicidad”, explica el superintendente delegado para la Protección del Consumidor, Jorge Sánchez.

Más del 90 por ciento de los casos recaen contra operadores de telefonía celular, que en el 2014 recibieron multas por 80.000 millones de pesos por problemas en el servicio, mientras que firmas del resto de sectores tuvieron que pagar 10.000 millones, bien por publicidad engañosa o por productos que no ofrecían condiciones de calidad y seguridad.

Sánchez explica que su oficina actúa como segunda instancia, pues lo primero que debe hacer el consumidor inconforme es acudir a la empresa que le vendió la mercancía y si en 15 días hábiles no recibe respuesta o no queda satisfecho con esta, sí puede ir a la Súper.

“El consumidor está acostumbrado a ponerse bravo con el funcionario de la compañía que no satisface sus pretensiones, pero pocas veces agota los trámites: denunciar le va a resultar fructífero si tiene la razón”, advierte el funcionario.

Pero aparte de las denuncias que atiende por esa función administrativa, la Delegatura actúa como juez en las demandas que interponen los afectados, las cuales también se pueden gestionar ante un juzgado. En esa área, el año pasado llevó 1.200 procesos, de los cuales el 65 por ciento se fallaron a favor de los consumidores, pues algunas veces los empresarios logran demostrar que actuaron dentro de la ley.

Sánchez explica que la Súper ha intentado desvirtuar varios mitos, como aquel de que el vendedor no está obligado a responder por la garantía de un producto si no la ofreció en el momento de la transacción.

Además, no hay problema si el comprador botó la factura, porque es el vendedor el que está obligado a llevar el registro. También opera el derecho al retracto en compras por internet, televentas y ventas por catálogo.

AUTORIDADES BUSCAN ACERCARSE MÁS A LOS CIUDADANOS

Este es el mes del consumidor. 

Para conmemorarlo, la Superintendencia de Industria y Comercio está intensificando en marzo actividades de acercamiento con su público objetivo en esta área.

Una de esas se realiza desde el 2014. Se trata de las Rutas del Consumidor, que inicialmente se atendía con un bus que recorría los municipios del país. Ahora son dos vehículos en los que además se están montando funcionarios de la Superintendencia de Servicios Públicos y la Superintendencia de Salud. Los tres organismos hacen parte de la Red Nacional de Protección al Consumidor, que creó la Ley 1480 del 2012 (Estatuto del Consumidor). Hasta ahora van más de 70 municipios visitados y 15.000 personas atendidas. Pero además, la Súper ha abierto cuatro casas del consumidor (Popayán, Armenia, Montería y Pereira), con todos sus servicios. Este año planea abrir otras en Villavicencio, Valledupar, Ibagué, Neiva, Cartagena, Barranquilla y Cali.