'Este año se abren licitaciones por $4 billones'

El Vicepresidente dijo que desde el segundo semestre del 2015 se pondrán en marcha vías estratégicas en Santander, Valle del Cauca, Boyacá, Chocó, Bolívar, Cundinamarca, entre otros departamentos.

Finanzas
POR:
mayo 29 de 2015 - 02:03 a.m.
2015-05-29

En el despacho del vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, el teléfono no para de sonar. Su secretario privado y su asistente lo mantienen al tanto de los asuntos pendientes y le llevan algunos documentos para revisar al final del día.

Mientras el Vicepresidente termina algunas tareas, tras un recorrido de un día por varios departamentos –como los que suele hacer–, alista algunos documentos para comenzar a dialogar con este diario sobre uno de los temas que más lo ha tenido ocupado: el desarrollo de la infraestructura nacional.

Vargas Lleras contó cuáles son las principales obras de las Vías de la Equidad en las que se invertirán hasta el 2019 $4 billones (el plan inicial rondaba los $10,6 billones). Además, relató qué viene con la tercera ola de vías de cuarta generación. Frente a la suspensión de la venta de Isagen, dejó claro que los cierres financieros de las olas 2 y 3 de las carreteras 4G no se frenarán ni están condicionados a la enajenación de la generadora.

¿Cómo se distribuirán los $4 billones aprobados por el Confis en obra pública del Invías?

Después de muchas discusiones con Hacienda y entendiendo que tenemos dificultades fiscales, se aprobó un presupuesto para iniciar en el segundo semestre del 2015 licitaciones por $4 billones para obra pública a cargo del Invías, en los corredores no concesionados.

Estamos hablando de zonas como Chocó, donde tenemos que terminar la conectividad de Quibdó con Antioquia y de Quibdó con Risaralda. Por eso se han apropiado los recursos para avanzar en el tramo Quibdó – La Mansa y Quibdó – La Virginia.

¿Dónde están concentradas las principales inversiones del plan de obra pública?

En todas las regiones hay obras cuantiosas. Por ejemplo, Santander es un departamento muy beneficiado pese a los recortes. Quedaron obras como el tercer carril Bucaramanga – Floridablanca; Cimitarra – Landázuri; Girón – Floridablanca; Los Curos – Málaga; la terminación del gran proyecto Yoma, que es el de Barrancabermeja; Suratá – California y Duitama – Presidente.

En Quindío, está la doble calzada entre Armenia y el aeropuerto (El Edén); el paso nacional por Montenegro y la vía Tebaida – Montenegro.

Por el lado de Nariño, está pendiente terminar la Circunvalar del Galeras y todas las obras del Puente Rumichaca. En el Valle del Cauca, quedó un presupuesto cuantioso para ver si concluimos el corredor Buga – Buenaventura. Por eso vamos a intervenir con nuevos recursos el tramo Citronela – Altos de Zaragoza, Cisneros – Loboguerrero y los tramos 2 y 3 entre Altos de Zaragoza y Cisneros. Ese corredor hace parte de las prioridades.

En departamentos como Boyacá, está la vía Crucero – Pajarito (que es la salida a Sogamoso) y la conclusión de la obra entre el Puente de Boyacá y Samacá (esa carretera pasa a Villa de Leyva y al occidente de Boyacá).

Entretanto, una obra muy importante es la que va entre Chiquinquirá y Dos y Medio, la cual sale al Magdalena Medio (es la Transversal de Boyacá).

En el Cauca, queda pendiente terminar todo el anillo del Macizo Colombiano (San Miguel – La Abeja y Totoró – La Plata). Además, en Putumayo, todo el corredor del sur (San Miguel – Santana).

¿Y en la Costa Caribe qué está pendiente en obras públicas?

En Bolívar, está por ejemplo Majagual – La Mata; la Transversal de los Montes de María. Asimismo, los recursos de obra pública permitirán que entre Cartagena y Barranquilla podamos tener todo el corredor doble calzada. Haremos los 40 kilómetros faltantes.

En el Atlántico, ya hay acta de inicio del nuevo Puente Pumarejo. Adicionalmente, desembolsamos los recursos para terminar la Circunvalar de Barranquilla y quedó la carrera 38. Entretanto, en Córdoba vamos a avanzar en San Pedro de Urabá hasta el kilómetro 15.

En La Guajira, la vía Mayapo – Manaure.

Adicionalmente, en Cundinamarca quedaron los recursos para completar la doble calzada en el tramo de subida Anapoima – Bogotá.

¿Cuál ha sido el avance de las diferentes etapas de las vías de cuarta generación?

La primera es el programa de las autopistas de cuarta generación (4G), en donde la primera ola ya se licitó, se contrató y tiene acta de inicio de obra firmada. Su valor es de $12 billones. Estamos hablando de toda la conectividad de Medellín y de Antioquia con el suroccidente de Colombia.

Allí se adjudicaron tres concesiones: Pacífico 1, Pacífico 2 y Pacífico 3. Además, el corredor Mulaló – Loboguerrero en el Valle del Cauca y dos proyectos muy importantes en Cundinamarca (Puerto Salgar – Girardot y la Perimetral de Oriente).También, están Ocaña – Gamarra; Cartagena – Barranquilla y dos obras en el Magdalena Medio: Conexión Norte y Magdalena 2.

En este momento, estamos cerrando y adjudicando la segunda ola. De manera que ya se adjudicó Puerta de Hierro – Carreto – Palmar y Sisga – El Secreto. El próximo lunes se adjudica Villavicencio – Yopal; el 9 de junio, Santana – Mocoa – Neiva. También, el viernes 29 de mayo cierra la doble calzada Bucaramanga – Barrancabermeja – Yondó.

Además, ya cerró Medellín – Santafé de Antioquia (Mar 1). El cinco de junio se cierra Mar 2 y el 19 de junio, la doble calzada Pasto – Rumichaca. También, se adjudicará la vía Villavicencio – Yopal el próximo lunes; Santander de Quilichao – Popayán, el 16 de junio; Mar 1, el 30 de junio; Bucaramanga – Barrancabermeja, el 6 de julio y Autopista Mar 2 el 15 de julio.

Lo que quiero decirle con este calendario es que entre mayo y junio terminaremos de cerrar todas las convocatorias y de adjudicar nueve corredores.

¿En qué va la tercera ola de vías 4G?

Hay que advertir que dentro de los compromisos con Hacienda ya comenzamos los acuerdos de apertura de las licitaciones de la tercera ola. Esta se iniciará desde julio y arrancaremos con el corredor Bucaramanga – Pamplona (N. de Santander) y Pamplona – Cúcuta.

Son nueve proyectos los que conforman esa tercera ola y están ubicados fundamentalmente en los Santanderes. Cubren toda la conectividad Bogotá – Bucaramanga, Cúcuta – Pamplona y Ocaña. Además, es muy importante el corredor Pasto – Popayán.

Adicional a eso, tene mos otro frente que son las Asociaciones Público Privadas (APP) de iniciativa privada. Hay seis aprobadas: Ibagué – Cajamarca a doble calzada; Malla Vial del Meta; el lunes próximo se firmará el tramo tres Chirajara – Villavicencio; Cesar – Guajira; Antioquia – Bolívar y Cambao – Manizales.

De la misma manera, esperamos que salga esta semana la vía Neiva – Girardot. Además, sigue el tercer carril en cada sentido entre Soacha y Girardot y la vía Calarcá – La Paila. Aspiramos a completar este año no menos de 17 APP privadas. Estas tendrán un valor de $15 billones. Y para Buga – Buenaventura, se va a sacar una APP pública.

Así como están las cosas con la suspensión de la venta de Isagen, ¿qué le espera a las 4G y a otras obras estratégicas?

Para nosotros es importante porque los recursos de la venta de Isagen tienen como destino en la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) apalancar los cierres financieros de quienes hoy son concesionarios de los proyectos 4G.

Los cierres financieros no quedan suspendidos o condicionados a la venta de la generadora de energía. Hay cupo de endeudamiento en dólares; también, están los fondos de pensiones como otra gran fuente de recursos; la banca privada ha expresado que puede absorber un volumen cercano a los $18 billones para el financiamiento; la banca multilateral está; hay nuevos fondos de inversión que se han creado y está el Gobierno, que piensa actuar a través de dos mecanismos: el Banco Agrario y la FDN.

La FDN ha anunciado que dispone de $3,5 billones para apalancar estos cierres financieros.

Si se vendiera Isagen, podría asumir un mayor porcentaje de recursos. Mi conclusión es: muy importante que esto ocurriera, pero la verdad es que no condiciona los cierres financieros de la ola 2 y de la ola 3. En esto quiero ser muy enfático.

En cuanto al metro de Bogotá, el Gobierno mostró cómo financiará el 70 por ciento y falta la propuesta distrital. ¿Cómo avanzan las cosas en ese frente?

El presidente Santos le reiteró a Bogotá su compromiso de financiar el 70 por ciento del valor del metro. Ahora el balón está en manos del Alcalde (Gustavo Petro), quien tiene que garantizar la contrapartida del 30 por ciento. Es una cifra cercana a $4 billones.

Además, hay que estructurar la empresa que manejará el proyecto. También, debe terminarse de definir si se licita una sola obra, o dos, o si se hacen varios contratos. Hay que escuchar a quienes aspiran a ser alcaldes.

Usted se ha referido a un conjunto de 20 obras estratégicas para Bogotá. ¿En qué consisten?

Este jueves tuvo lugar un foro donde a Bogotá le planteamos una canasta de 20 proyectos que a la ciudad no le costarían, mejorarían su competitividad y la calidad de vida de quienes residen en la capital.

Son 20 iniciativas –que representarían inversiones por $8 billones– y que abarcarían todas las salidas hacia el norte de Bogotá (hemos propuesto llevar a cinco carriles la Autopista Norte en cada sentido y llevar a doble calzada la carrera séptima hasta La Caro).

De esa canasta de proyectos, también están dos iniciativas interesantes para el corredor Bogotá – Girardot: una es la del tercer carril hasta Girardot y la del viaducto que arrancaría a la altura de 3M en Soacha y que terminaría en la carrera 68. Son 9,5 kilómetros de viaducto de segundo piso que le permitirían a quienes ingresan a Bogotá hacer el tránsito de ingreso en 7 minutos.

Por otra parte, le presentamos a la ciudad una alternativa para canalizar el tránsito que viene de Villavicencio. Nuevamente, se pusieron a consideración de los asistentes proyectos como el de la ALO, que ya está radicado en el Distrito.

Les presentamos también iniciativas para la Avenida La Esperanza, para la Primero de Mayo, para la conectividad de Bogotá con la Perimetral de Oriente a través de una opción en la calle 100 y otra, para la calle 170.

Héctor Sandoval D.
hecsan@eltiempo.com