En 4 años se producirían al día 202.000 barriles menos: ACP

La Asociación Colombiana del Petróleo revisó proyecciones a mediano y largo plazo para el sector y estima que a partir del 2016 vendrá una época de declive en la extracción de hidrocarburos. Sindicatos estiman que planes de recorte presupuestal de las empresas dejarán a 25.000 personas sin empleo.

Rubiales

Archivo

Rubiales

Finanzas
POR:
enero 21 de 2015 - 02:06 a.m.
2015-01-21

Parece inevitable que a partir del 2016 la producción petrolera del país entre en una etapa de declive. Así lo prevé la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, que ayer presentó sus más recientes pronósticos que contemplan un barril del petróleo cotizándose, en promedio, a 50 dólares en el 2015 y estabilizándose entre los 60 y los 70 dólares a partir del 2016.

La ACP proyecta que este año, a pesar de que el 26 por ciento de las empresas operadoras de campos anunciaron menor inversión en el área de producción, el país alcanzará un volumen de extracción por encima del millón de barriles promedio diario (1.020.000, para ser precisos).

Sin embargo, las desaceleración se sentiría realmente a partir del 2016, cuando se estima que la producción sea de 966.000 barriles promedio diario; se acentuaría en el 2017, con una predicción de 843.000 barriles, y se consolidaría en el 2018, con un pronóstico de 786.000 barriles.

El año pasado el país alcanzó una cifra promedio de producción de 988.100 barriles diarios, lo que significaría que, de cumplirse el pronóstico de la ACP, el país produciría 20 por ciento menos en cuatro años, es decir 202.100 barriles con los que no contaría la industria.

Pero esta cifra podría ser aún menor si no se toman ciertos correctivos que, según el gremio, son urgentes: “En nuestros cálculos estamos contemplando nuevos hallazgos, proyectos de recobro y la producción de no convencionales (cuyos primeros barriles se empezarían a ver, según la ACP, en el 2022). Si no se logra nada nuevo, significaría que para el año 2018 estaríamos por el orden de los 500.000 barriles diarios”, explicó Francisco Lloreda, presidente ejecutivo de la ACP.

Aunque prevé una caída en el ritmo de exploración, el gremio cree que los compromisos contractuales adquiridos por las petroleras se cumplirán este año.

Para frenar la caída en la producción la ACP presentó una lista de 18 propuestas al Ministerio de Minas que resume en cinco puntos: “atender retos de trámites y entorno a las operaciones (conflicto social, licencias ambientales y consultas previas), revisar ajustes de contratos de exploración y producción y mecanismos de promoción de áreas exploratorias, diseñar acciones para reducir costos de operación (en particular en transporte de hidrocarburos), definir la prórroga de los contratos de asociación y revisar y agilizar las devoluciones de saldos y anticipos en impuestos”, explica el gremio.

Esta semana habrá una reunión entre la ACP y el Ministerio para definir cuáles de estas propuestas se pueden aplicar.

IMPACTOS SOCIALES Y FISCALES

De cumplirse las estimaciones del Gobierno, según las cuales este año el precio del barril de crudo colombiano se ubicará en 48 dólares en promedio, la ACP calcula que en el 2016 la Nación dejará de recibir 15 billones de pesos en concepto de impuestos y regalías, por parte de la industria petrolera.

Este dato, sin embargo, no tiene en cuenta la devaluación del peso con respecto al dólar, algo que sí consideró la Contraloría General de la República, que estimó que, teniendo en cuenta el comportamiento de la moneda, el hueco fiscal será de 2 billones de pesos para el 2015 y de 11 billones para el 2016, de mantenerse la tendencia de precios.

Además del impacto fiscal, la Unión Sindical Obrera, USO, calcula que serán 25.000 trabajadores de la industria los que quedarían cesantes en caso de que se mantengan los planes de reducción presupuestal de las empresas petroleras en el país.

nohcel@portafolio.co