Antiguo inodoro de 121 años de antigüedad fue avaluado en US$750.000, en Uruguay

El objeto, cuyo precio surge de la bienal de París, fue descubierto en una lujosa residencia estilo 'Belle Epoque' de finales del siglo XIX, que compró recientemente una municipalidad en US$80.000.

POR:
julio 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-23

El alcalde de la municipalidad de Durazno, Carmelo Vidalín, dio a conocer el hallazgo del inodoro hace solo seis días.

El restaurador, Enrique Costa, sostuvo que el precio del inodoro "no es un capricho o una evaluación propia. Ese precio surge de la bienal de París, donde en la comunidad de museos de Louvre hay piezas que si se consiguen ya tienen su precio. El inodoro está catalogado en 500.000 euros''.

Costa agregó que el valor también está determinado por ''la constitución de su antigüedad y por el estado en que está, impecable y en perfectas condiciones de uso, lo que le da un valor muy importante porque estamos hablando de un water de 121 años''.

El artefacto del baño de la mansión comprada por la alcaldía perteneció a la familia del médico Emilio Penza que lo trajo al
Uruguay al finalizar sus estudios en Italia.

Se indicó que en el mundo hay sólo tres de estos inodoros, los otros dos en Europa.

Costa, que se encargó de su investigación, explicó que el inodoro está pintado a mano, muestra en su exterior diseños de color azul oscuro coloreado con tinta china de calamar y esmaltado con aceite de ballena.

El experto sostuvo que ''la arcilla primero se pintaba con tinta china de calamar a mano, por dentro y por fuera. Después se utilizaba el aceite de ballena que es lo que hace al esmaltado hoy en día''.

Susana Flores, directora de Cultura de la intendencia de Durazno, comentó que la casa de Penza ''es un sitio arraigado profundamente a la sociedad duraznense, que data del siglo XIX, entremezclado con el glamour de la Belle Epoque, con muebles finos de altísimo valor, algunos con tintes de oro, esculturas originarias de Alemania, Francia e Italia''.

Indicó que las piezas interiores y el techo principal tienen enormes frescos pintados por expertos franceses traídos especialmente por Penza. 

Costa sostuvo que la casa de Penza ''es una residencia sin igual en toda Sudamérica, los duraznenses no saben aún lo que tienen''.

Con el costo del inodoro, El País, calculó que pueden comprarse cuatro automóviles BMW de 161.300 dólares cada uno, una quinta en el balneario de Punta del Este de 300 metros cuadrados con cuatro dormitorios y piscina, que cuesta 700.000 dólares o cinco veleros  del astillero estadounidense Hunter de 33 pies de eslora que, bien equipados, valen 135.000 dólares.

La intendencia de Durazno contrató servicios especiales de vigilancia policial, además de haberse instalado una alarma. Es un
inodoro bien custodiado.

Siga bajando para encontrar más contenido