‘Antioquia y Cauca son las despensas netas de alimentos’

En su primera entrega, el reporte del Dane trató los temas de producción, uso y tenencia de la tierra en Colombia.

La producción agrícola es la actividad más importante en las fincas pequeñas.

Archivo particular

La producción agrícola es la actividad más importante en las fincas pequeñas.

Finanzas
POR:
septiembre 03 de 2015 - 02:34 a.m.
2015-09-03

Arauca y Casanare son los departamentos más dinámicos en cuanto a la producción agraria se refiere, mientras que Vaupés y Amazonas lo hacen más en bosques, dijo el director del Dane, Mauricio Perfetti, durante la entrega de un informe parcial del III Censo Nacional Agropecuario.

En esos departamentos, junto con Guainía y Guaviare, se encuentra el 43,2 por ciento del área rural dispersa censada con uso en bosque natural.

Los cultivos representaron el 6,3 por ciento del total del área rural censada y los departamentos con mayor área en cultivos, dentro del total nacional, son Antioquia y Cauca, o sea, son despensas de alimentos.

Ahora, Vichada, Guaviare, Arauca, Casanare y Caquetá, en este orden, son los departamentos con más área agrícola dedicada a los pastos, es decir, son las zonas donde la actividad de la ganadería es más intensa.

Aunque no se dio un número de la cantidad de unidades productivas (fincas), el Dane indicó que entre más pequeñas son las fincas, su vocación agropecuaria es más pronunciada.

Las unidades productivas de más de 1.000 hectáreas solo dedican 19,1 por ciento de su área a la producción agraria y 78,7 por ciento a los bosques naturales; en contraposición, las fincas de menos de 5 hectáreas tienen el 81,90 por ciento de su área dedicada a producir y el 12,3 por ciento a bosques.

Por las áreas sembradas en pastos, las unidades más grandes son ganaderas en su mayoría, mientras que en las pequeñas las áreas de pastos son menores.

En cuanto a la tenencia de la tierra, en el área rural dispersa censada se destaca que son de propietarios, seguida por el arrendamiento.

Boyacá y Nariño tienen la mayor proporción de tenencia propia en el total, a la vez que Nariño y Chocó tienen alta proporción de colectiva.

Un dato que merece la pena destacar es que de las 110,41 millones de hectáreas censadas por el Dane, se encontró que 39,75 millones de hectáreas pertenecen a los grupos étnicos (en su mayoría indígenas).

Colombia tiene una población de 1,39 millones de indígenas, según el último censo poblacional, mientras que los afrocolombianos son 4,31 millones, pero no tienen resguardos a su haber.

Las demás, 70,6 millones de hectáreas, pertenecen al resto de la población.

En cuanto al área sembrada, mientras que en las cuentas de la SAC en el país se sembraron 5,2 millones de hectáreas en el 2014, entre cultivos transitorios y permanentes, los datos del Censo dicen que son 7,1 millones.

Del total reportado por el Censo, 83,9 por ciento (5,9 millones de hectáreas) fueron efectivamente sembradas y 923.000 hectáreas están en ‘descanso’, es decir, se trata de tierras que cumplieron varios años de uso agrícola y habría que dedicarlas a otra actividad, como la ganadería.

LOS RESULTADOS SE CONOCERÁN ‘POR FASCÍCULOS’

Hasta el 17 de noviembre podrán conocerse todos los resultados del III Censo Nacional Agropecuario, de acuerdo con un cronograma fijado por el Dane.

Para el 8 de septiembre se sabrá quiénes son los productores rurales y así, sucesivamente, se dará información de las familias, las condiciones de vida de la población, los territorios étnicos, infraestructura, mujer rural, sostenibilidad ambiental, inventarios y prácticas agrícolas y el estado de los parques nacionales naturales. El último reporte será sobre actividades no agropecuarias.