Aplauden éxito de un seguro más barato, pese a exclusión de indocumentados

El gobierno de Estados Unidos y profesionales en salud celebraron las reformas a la salud que favorecen a los latinos que tienen su situación regularizada.

Finanzas
POR:
marzo 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-29

Pero a la vez lamentaron la exclusión de los 12 millones de indocumentos de los beneficios. Seguros más económicos, tratamientos de prevención sin costes, becas para hispanos que estudien profesiones sanitarias y la prohibición de la discriminación por etnia para negar un seguro médico son, entre otros, los beneficios destacados por la directora de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, en una conferencia telefónica.

Muñoz subrayó el "enorme impacto" de estas medidas para la comunidad latina y sobre todo la más "revolucionaria", como el coste cero de tratamientos preventivos que atenderán así a las enfermedades que esta minoría sufre de forma "crítica", como diabetes o cáncer. Un 60 por ciento de los hispanos sin cobertura médica accederá a ella con esta reforma, destacó, aunque reconoció que aún quedan 12 millones de indocumentados fuera del sistema.

Para este colectivo, serán "recursos vitales" los 11.000 millones de dólares dedicados a centros comunitarios de salud, el lugar a donde generalmente se dirigen estas personas para ser atendidos. Los indocumentados podrán acceder al seguro médico en el mercado privado como hasta el momento, pero aclaró que "la reforma sanitaria no es el lugar donde se arreglarán las disparidades" de esta población.

La presidenta de la Asociación Nacional de Médicos Hispanos (NHMA), Elena Río, añadió más "peros", como la espera de cinco años todavía impuesta a inmigrantes legales para acceder a programas para pobres y ancianos, como Medicare y Medicaid.

Sin embargo, aplaudió "el gran paso histórico" que supone una ley por la que la misma organización que preside fue creada en 1996 durante la administración demócrata de Bill Clinton.

Es una "transformación muy positiva" para todo el sistema y, en particular, para los latinos porque promoverá programas de prevención y abrirá caminos para que más hispanos conformen las plantillas de personal sanitario del país, aseguró.

Actualmente los hispanos sólo representan un 5 por ciento de los médicos en EE.UU., un 3 por ciento de los dentistas y un 2 por ciento de los enfermeros. Otros planes destacados tanto por Río como por Muñoz son los dedicados a la atención al paciente según sus capacidades lingüísticas y de acuerdo con la diversidad cultural.

Organizaciones hispanas de profesionales de la salud como la de Río tomarán la iniciativa a favor de la reforma este fin de semana en una conferencia para preparar una campaña informativa sobre la reforma sanitaria.

Su propuesta planea informar a cada doctor y cada paciente de forma "concisa y clara" sobre los cambios para "asegurar que esta ley se convierte en realidad" para la comunidad latina.

Washington (Estados Unidos), con EFE