Proyecto de licores tropieza en el Congreso: 
ya no alcanzaría a pasar en esta tanda legislativa

Tras un nuevo aplazamiento de la votación en la Comisión Tercera, los tiempos no alcanzarían

Licores

El proyecto, en materia tributaria, propone un impuesto específico de 220 pesos por grado alcoholimétrico para botellas de 750 centímetros cúbicos, tanto nacionales como importadas.

archivo portafolio.co

Finanzas
POR:
ECONOMÍA Y NEGOCIOS
junio 08 de 2016 - 10:42 a.m.
2016-06-08

El proyecto de ley que busca igualar las cargas impositivas para los licores nacionales e importados tuvo un nuevo tropiezo en el Congreso.

Cuando la Comisión Tercera de Senado se alistaba para votarlo en su tercer debate, atendiendo la urgencia que tiene el Gobierno de cumplir con los acuerdos comerciales que piden trato igualitario, surgió un nuevo aplazamiento que dejaría a la iniciativa en riesgo de no pasar en el primer periodo legislativo del año.

Varios senadores que han venido liderando una resistencia al proyecto lograron que se aplazara la votación hasta tanto se realice una audiencia pública, la cual fue agendada para el lunes próximo.

Los argumentos de los parlamentarios, entre los que se cuentan Iván Duque, Jorge Robledo y Sofía Gaviria, expresan que el proyecto va en contra de la Constitución, pues en ella, está consignado que los departamentos manejarán el monopolio rentístico de los licores y con la plata que obtengan de allí financiarán la salud.

Para los congresistas, la propuesta legislativa, que debió ser solo para establecer una tributación organizada y equitativa, va más allá de ese mero objetivo e intenta acabar con el monopolio rentístico de los departamentos.

Es así como, en el Congreso, ayer se puso sobre el tapete que si en los dos debates anteriores al proyecto en la Cámara (comisión tercera y plenaria) se había dado un tiempo de 8 meses, los senadores no podían votarlo en 10 días.

Así las cosas, el proyecto podría no lograr completar su trámite pues, luego de la audiencia, tendrían que anunciar el debate en comisión, donde se tendría que aprobar de una, para luego pasar a plenaria de Senado, donde se sabe, está gran parte de las bancadas que hacen oposición al Gobierno.

Cabe recordar que el proyecto, en materia tributaria, propone un impuesto específico de 220 pesos por grado alcoholimétrico para botellas de 750 centímetros cúbicos, tanto nacionales como importadas.

Esto lo combina con un impuesto ad valorem del 25 por ciento que recaería sobre el precio final de venta al público.

Además, se impondría un IVA general del 5 por ciento, descontable para los productos nacionales, con base en el gasto que hagan en compra de botellas, tapas, etiquetas y demás elementos que intervienen en el empaquetamiento del licor producido.

La suerte del proyecto, que se ha hundido en anteriores oportunidades, se resolverá la próxima semana.