Aplazamiento de gastos no prioritarios sería una medida para evitar un desborde del déficit fiscal

Esta situación puso al mercado y a los analistas a hacer cábalas sobre las acciones concretas que anunciará el Gobierno el próximo lunes al plan financiero de este año.

POR:
enero 13 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-13

Al ministro de Hacienda se sumó el presidente Álvaro Uribe, quien afirmó que el Ejecutivo "se apresta a hacer una reducción muy severa, muy grande del gasto público, para mantener el déficit bajo un techo que lo haga manejable, a fin de que el país pueda seguir sólidamente recuperando la economía".

Sin embargo, algunos economistas y agentes financieros coinciden en afirmar que los recortes irían por el lado de la inversión social, lo cual será una decisión políticamente difícil, pues representaría el freno a la cobertura de programas como familias en acción o posponer el inicio de algunas obras de infraestructura.

El Plan Financiero de 2010 previó para este año un déficit de -4,3 por ciento en las cuentas del Gobierno central, fundamentalmente porque los ingresos serán menores.

Mientras el Gobierno proyecta un menor recaudo tributario para 2010, según la Dian, durante 2009 el recaudo de impuestos fue de 68,9 billones de pesos, un crecimiento de 5,1 por ciento frente a lo obtenido en 2008. 

Siga bajando para encontrar más contenido