Apreciación del peso en Colombia generaría una desaceleración del crecimiento económico en 2008 frente a 2007

Eso afirmó Eduardo Hermanovich, presidente, desde hace 4 meses, de la empresa Schneider Electric, que tiene una planta en Colombia que emplea a 400 trabajadores.

POR:
mayo 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-15

"La revaluación hace más daño como visión de crecimiento a futuro y habrá menos posibilidades de buscar mercados que no tienen producción local. Si el peso se sigue apreciando vamos a tener más complicaciones", indicó el directivo.

La empresa es especializada en productos y servicios para distribución eléctrica y automatización industrial y llegó a Colombia en 1974. Desde su planta al Occidente de Bogotá, exporta a Ecuador, Panamá y Cuba, y otros países de Centroamérica.

Hermanovich calcula que este año las ventas de la empresa tendrán un crecimiento de 14 por ciento, el cual será similar al del año anterior, aprovechando todo el crecimiento industrial, pero además la disparada de la actividad petrolera en la búsqueda de hidrocarburos, ya que las compañías de este sector son uno de los mayores clientes de Schneider.

El directivo sostuvo que en Colombia la multinacional ha duplicado la capacidad instalada desde el 2006, pero que las perspectivas son de continuar creciendo en materia de ampliación de la infraestructura, con el fin de atender los mercados de América Central. Aún no hay definido un monto de la inversión, porque se está haciendo la evaluación correspondiente.

Siga bajando para encontrar más contenido