Aprender a encontrar las claves del éxito

El reto de las empresas debe ser el mejorar el desempeño individual de los empleados.

POR:
marzo 19 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-19

¿Cual es el secreto de una empresa exitosa? Esta es una pregunta recurrente que recibo de los gerentes de las empresas durante las sesiones de Aura-soma.

Muchos imaginan que el éxito de sus compañías se mide por la cantidad de ceros a la derecha que facturan cada mes o por el reconocimiento que la gente tenga de sus marcas y productos.  "Se equivocan. La verdadera clave del éxito se llama recurso humano. Empleados, hombres y mujeres, plenamente satisfechos, motivados y orgullosos de lo que hacen", suelo decirles y, por lo general, hay caras de sorpresas, pues a muchos empresarios parece olvidárseles que ningún proceso, ningún éxito, sería tal si no hay seres humanos de por medio trabajando por ello.

El factor humano hace la diferencia en cualquier empresa y no importa si es de alta tecnología de producción o de mercadeo, o una pequeña empresa con apenas 8 ó 10 empleados. Lo que hace diferente de las demás a una empresa motivada, innovadora y rentable es que los trabajadores trabajan para ayudar en la construcción de tales calificativos y se sienten identificados con ello.

Todas las personas se unen para cumplir una misión común, están identificados con la empresa y son leales a ella. De ahí que el gran reto de los empresarios modernos debe ser el de mejorar el desempeño individual de los empleados, generar en ellos verdadero ánimo y pasión por sus oficios, y luego hacer que esas ganas se traduzcan en un trabajo en equipo con el objetivo de ser mejores en ambos escenarios: el personal y el colectivo.

Un empleado satisfecho de si y satisfecho como parte de un equipo constituye el mejor activo. Investigaciones indican que concentrar esfuerzos en el factor humano puede aumentar el rendimiento de las compañías hasta en un 700 por ciento.

Gusto por el trabajo...

Está comprobado que el segundo factor más importante (después del factor económico) para tener un trabajador satisfecho, es el nivel de interés que tiene en su labor. Gran nivel de interés garantiza que la persona va a sentir frente a su trabajo pasión, motivación e identificación.

Cada persona es única, tiene sus capacidades y fortalezas, al lograr que cada trabajador utilice su potencial único en su trabajo se verá mayor interés y se obtendrán varios beneficios el individuo y la organización.

* Ingeniera en Biotecnología, asesora en Productividad Empresarial y experta en Aura-soma. (www.yaelszapiro.com).

Siga bajando para encontrar más contenido