Aprobado TLC entre Colombia y Estados Unidos por la Corte Constitucional

Se presentó solo un voto en contra por parte del magistrado Jaime Araújo, una abstención de Mauricio González Cuervo, ex Secretario jurídico de Palacio, y siete magistrados a favor.

POR:
julio 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-24

La decisión se tomó en la noche del jueves. Después de varios meses de discusiones, los miembros del alto tribunal llegaron a la conclusión de que ninguno de los capítulos del acuerdo contraría las normas de la Constitución Política ni los tratados multilaterales suscritos por el país.

La trascendental decisión implica que, por el lado de Colombia, todas las discusiones sobre el TLC están cerradas.

No obstante, la Corte Constitucional le pidió al Gobierno Nacional algunas aclaraciones en temas como los derechos de autor y el respeto a los derechos colectivos protegidos por convenios internacionales.

Para la Corte, es necesario que el Estado tome medidas internas, que no afecten la integridad del tratado comercial, para defender sus derechos en esos campo.

En consecuencia, el balón sigue, como ocurre desde hace varios meses, en el campo del Congreso de Estados Unidos, donde la mayoría demócrata ha dilatado la aprobación del acuerdo comercial, mal vista por sus electores, en medio de una reñida campaña presidencial.

Beneplácito del Gobierno

La decisión fue celebrada inmediatamente por la administración Uribe, que al cierre de esta edición preparaba una rueda de prensa para pronunciarse sobre el particular.

La Corte Constitucional sorprendió con su anuncio del jueves, porque lo que se esperaba era que el viernes o sábado decidiera solamente la demanda contra el Protocolo Modificatorio, y que se tomara hasta finales de este mes para dar su veredicto sobre el acuerdo en sí.

La Procuraduría General de la Nación, en su concepto ante la Corte Constitucional, había pedido declarar exequible la generalidad del Tratado, pero no así los capítulos sobre patentes y comunicaciones.

En ambos temas, el Ministerio Público planteó reparos sobre la equidad de un acuerdo suscrito entre una superpotencia económica como Estados Unidos y un país en vías de desarrollo como Colombia.

Siga bajando para encontrar más contenido