Las apuestas ‘en vivo’ ganan espacio en eventos deportivos

Hasta hace poco, las apuestas deportivas tenían un gran defecto: había que asegurarse de hacer la apuesta antes de que empezara la competición. Si uno se atascaba en un embotellamiento de vehículos u olvidaba a qué hora comenzaba el partido, no podía apostar.

POR:
septiembre 08 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-08

Los corredores de apuestas se han dado cuenta de que hay demanda para las apuestas ‘en vivo’, esto es, en cualquier momento desde el comienzo de la contienda hasta la pitada final de un acto deportivo televisado. En la mayoría de las compañías de ciberapuestas, uno puede ahora apostar desde el momento en que empieza una contienda televisada hasta que se conoce el resultado. Este tipo de apuestas empezó a comienzos de los años noventa del siglo pasado en Europa con los torneos de golf y los partidos de fútbol. Ahora se lo acepta en general con respecto a los partidos de las ligas profesionales NFL (fútbol americano), MLB (béisbol), NBA (baloncesto) y NHL (hockey). Incluso hubo apuestas en vivo sobre algunas competiciones olímpicas, o siquiera las que duraban más de unos pocos segundos (apostar a la carrera de 100 metros hombres habría sido difícil). El fútbol, el golf, el tenis y el críquet son los deportes dominantes en cuanto a volumen de apuestas, principalmente porque hay tantos encuentros. Para las casas de apuestas, esta modalidad ‘en vivo’ ha llegado a ser su negocio de mayor índice de crecimiento. Hace cinco años lo consideraban un producto marginal, ofrecido tan solo por una o dos firmas que trataban de diferenciarse. Ahora los corredores de apuestas dicen que el negocio ‘en vivo’ representa hasta un 30 por ciento de sus ingresos y que crece rápidamente. Varios predicen que representará la mitad de sus ingresos para el 2010. TORNEO DE GOLF Peter Fisher, fundador de la casa de ciberapuestas Stan James, de Gibraltar, considerada por muchos la pionera de las apuestas deportivas en vivo, empezó a ofrecer mercados en vivo en 1994. “Recuerdo haberme ido a casa y haber visto el final de un torneo de golf”, dice. “Era un desempate entre Nick Price, Scott Simpson y Hale Irwin, y pensé: La gente debe querer apostar a esto. Están mirando la tele y todo el mundo tendrá una opinión al respecto. ¿Por qué no hay nadie tomando apuestas?”, agrega. “Así que a la semana siguiente empezamos a apostar a la ronda final del torneo de esa semana, ¡y perdimos una fortuna! Pero el negocio despegó y nos hemos labrado una reputación a partir de la idea de que si está en la televisión, le apostaremos en vivo”, dice Fisher. La firma Betfair, que les permite a los clientes apostar el uno contra el otro en vez de en contra de un corredor de apuestas, ha creado un nuevo tipo de apostador que cotiza mercados deportivos en vivo de la misma forma que lo haría en Wall Street. “Tuvimos mucha cotización con la final entre Federer y Nadal en Wimbledon este año”, dice el portavoz de Betfair, Robin Marks. “Antes de que empezara el partido se apostaron tan solo 12,4 millones de dólares, pero la cifra en vivo fue de 82,4 millones”.TRANSMISIONES DIFERIDAS El negocio en vivo ha creado algunas dificultades para los corredores de apuestas, sobre todo porque las transmisiones que reciben en sus oficinas (y las que uno recibe en su hogar) llegan con una demora respecto del encuentro en sí. Suele ser de solo unos tres segundos pero, en algunos casos, llega a ser de 10 segundos o más. Esto quiere decir que los apostadores pueden sentarse en los hipódromos, las canchas de fútbol o hasta las Olimpiadas con una computadora portátil y una conexión inalámbrica y hacer apuestas a la contienda antes de que el corredor la vea por televisión. La mayoría de las casas tienen ahora una pequeña demora en sus procedimientos de aceptación de apuestas para protegerse de esto, pero si la demora es lo bastante grande se encontrarán aceptando apuestas después que algo decisivo sucedió. La policía británica investiga la muerte de un chino y su novia que supuestamente emplearon observadores en partidos de fútbol británicos para ganar apuestas en vivo hechas en China y el sudeste asiático. Se dice que investigan las versiones de que Zhen Xing Yang fue asesinado o por corredores molestos por su estratagema o por algunos de los observadores, a quienes supuestamente no los retribuyeron por su trabajo. En cuanto a la mejor estrategia para ganar apuestas en vivo, los corredores dicen que la mayoría de la gente tiende a seguir la tendencia en un partido y a apostar como si esta fuera a seguir; si un equipo anota un gol, las apuestas en vivo se volcarán hacia ese equipo. Si Tiger Woods mete un putt de 18 pies, los apostadores aceptarán cualquier precio a que él gane el torneo. Los apostadores en vivo astutos suelen llevar la contraria y apostarán en contra del público en general, sobre la base de que en el deporte la ventaja puede cambiar de un lado al otro muy rápidamente. Ha resultado una estrategia rentable. No se acierta siempre, pero cuando se gana, es en grande. Bloomberg 30 por ciento de los ingresos de los corredores de apuestas, es ahora producto de las juegos ‘en vivo’ en las diferentes competiciones deportivas. UNA APUESTA INVEROSÍMIL Una casa de apuestas británica aceptó el miércoles pasado la postura de un cliente no identificado y le pagará, a razón de 10.000 a uno, si el candidato presidencial demócrata Barack Obama llegara a dirigir al club del fútbol inglés West Ham. “Ofrecimos 10.000 a 1 porque él (Obama) probablemente está más preocupado por el momento en conseguir un trabajo de perfil ligeramente superior”, dijo Graham Sharpe, vocero de la casa de apuestas William Hill. “Pero si él pierde en eso y el cargo (en West Ham) todavía sigue disponible, nunca se sabe”, agregó. El West Ham es un club de fútbol de la ciudad de Londres que juega en la Liga Premier inglesa. El vocero dijo que un hombre de negocios con sede en Londres apostó 10 libras (17,80 dólares) a que Obama relevará a Alan Curbishley como el director técnico del equipo de fútbol. Si el apostador gana, podría recibir 100.000 libras (178.000 dólares). WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido