¿A qué apunta el Gobierno con Plan Nacional de Desarrollo?

Seguridad, infraestructura, transformación del campo y más oportunidades, entre metas de los 4 años.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, explicaron este viernes el Plan

Archivo particular

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, explicaron este viernes el Plan

Finanzas
POR:
febrero 07 de 2015 - 06:40 p.m.
2015-02-07

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) para el periodo 2014-2018tendrá un costo de 703 billones de pesos, tal como lo anticipó EL TIEMPO el jueves pasado.

La cifra, que fue confirmada este viernes durante la radicación del proyecto de ley ante la Secretaría de la Cámara de Representantes,significa un crecimiento del 12 por ciento frente al plan anterior.

El Plan, aprobado el miércoles por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), está orientado a mantener un crecimiento promedio de alrededor del 4,5 por ciento en los próximos cuatro años, el desempleo en un dígito y la inversión en cerca del 29 por ciento del producto interno bruto (PIB).

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que la inversión del Gobierno Nacional Central (GNC) para las políticas y estrategias incluidas en el PND sumará 160,3 billones de pesos, cifra “acorde con la nueva realidad fiscal en medio del descenso en los precios internacionales del petróleo.

Este año las apropiaciones del Gobierno para inversión ascenderán a 44,6 billones de pesos, en tanto que para el 2016 serán de 37,3 billones, para el 2017 de 38,5 billones y para el 2018 de 39,8 billones de pesos.

AGRO, ELEMENTO CLAVE

Uno de los puntos más relevantes del Plan tiene que ver con el sector agrícola, toda vez que se pretende adelantar profundas para adecuarlo a la nueva realidad de paz que se está previendo para el país. Bajo este objetivo, el Gobierno pedirá facultades el Congreso para reformar y modernizar las instituciones agropecuarias del país.

“Pensamos que no es un tema solo de plata, sino que tiene que invertirse mejor y llegar realmente al campesino y tiene que focalizarse en los proyectos productivos regionales que transformen nuestro campo”, dijo Simón Gavira, director de Planeación Nacional. Además, se trabajará en la construcción de un catastro rural multipropósito, con el fin de conocer la ruralidad del país, que será un insumo para hacer un programa masivo de titulación de tierras, teniendo en cuenta que, según Gaviria, de los 4 millones de predios rurales, solamente el 21 por ciento tienen títulos, un 58 por ciento solamente tradición y el resto “a duras penas tenencia.

El funcionario dijo además que el Plan tiene muy presente la posibilidad del cierre del conflicto armado, pero también reconoce que es una eventualidad y no está construido sobre los acuerdos de La Habana.

“La definición de paz no son los acuerdos sino el goce efectivo de los derechos de los ciudadanos”, señaló el Director de Planeación.

Pero con base en los acuerdos que son públicos, se trabajó con los negociadores del Gobierno, quienes pidieron proteger el proceso por encima de cualquier consideración y tener cuidado de no generar ni concesiones unilaterales a la guerrilla que puedan debilitar la mano del Gobierno en la negociación, ni adelantarse a temas sobre los que todavía no existe consenso.

Para eso las iniciativas se clasificaron en tres bolsas: una con temas para hacer con o sin acuerdos; otra con los aspectos que quedan sujetos al cierre del proceso de paz, y una tercera con los puntos que definitivamente no entrarían en este ejercicio.

Sobre el Metro de Bogotá, se definió que esta es la principal inversión que tiene la ciudad, sin excluir otras iniciativas.

El proyecto está en proceso de estructuración y aún no se sabe si costará 15 o 18 billones de pesos.

No obstante, se introdujeron varios mecanismos para facilitar su financiación. Uno de ellos es que se va permitir que el Gobierno financie el material rodante, es decir los trenes, algo que no puede hacer todavía.

Además, se dejó abierta la posibilidad de que la inversión privada entre al proyecto, aprovechando la Ley de Asociaciones Público Privadas.

El Gobierno dijo que trabajará para lograr los objetivos, no obstante el recorte que sufrió el Plan de Desarrollo esta semana.

El presidente Juan Manuel Santos dijo que el Plan tiene en cuenta, como materia prima importante, lo que las regiones necesitaban, y que refleja la visión de una Colombia en paz, con más equidad y mejor educada, que es la apuesta de su administración.

ECONOMÍA