Argentina abre licitación para entrar al mundo de la gran velocidad ferroviaria

Argentina entra al mundo de la gran velocidad ferroviaria, la primera en América Latina, al proponerse contar en el 2009 con un tren de alta velocidad, que una Buenos Aires con la ciudad de Rosario, el mayor centro agroindustrial del país.

POR:
mayo 10 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-10

Esta línea de 310 kilómetros podría significar un importante contrato de exportación para la empresa francesa Alstom, que concibió los trenes de gran velocidad (TGV) franceses, luego de firmar un contrato con Corea del Sur y varios intentos frustrados en Estados Unidos, Australia y Taiwán. El secretario argentino de Transporte, Ricardo Jaime, precisó que se trata de construir una doble vía electrificada que permita a los trenes alcanzar una velocidad máxima de entre 250 y 300 kilómetros por hora, a imagen de la red francesa de trenes de alta velocidad. En una segunda etapa, el Gobierno prevé prolongar la línea de tren rápido hasta Córdoba, ubicada a 400 kilómetros más al oeste de Rosario, es decir una distancia total de unos 710 kilómetros para unir las tres principales ciudades del país. Pero aún no está decidido si este segundo tramo se hará en las mismas condiciones tecnológicas que el primero o se limitará a una modernización de la línea existente, sin electrificación, que permitirá a los trenes una velocidad de 160 kilómetros por hora. De acuerdo con el llamado a licitación, las empresas candidatas deben presentar un proyecto que considere la construcción de las nuevas líneas, inclusive las del segundo tramo, los materiales rodantes y un financiamiento del 50 por ciento del proyecto como mínimo, según un comunicado de la Secretaría de Transporte. El corredor Buenos Aires-Rosario-Córdoba es el más importante eje de comunicación de Argentina, tanto en materia de pasajeros como de mercaderías. Estas tres ciudades y sus periferias son las más importantes del país con un total de cerca de 15 de los 37 millones de habitantes. El gobierno argentino no precisó el costo del proyecto, pero el kilómetro de línea de ferrocarril de gran velocidad, todo incluido, cuesta en promedio unos 10 millones de dólares, según Mellier, aunque en el caso de Argentina el costo será menor, dada la llanura que se extiende entre Buenos Aires y Rosario. Buenos Aires dará a conocer el resultado de la licitación a finales del 2006 y las obras empezarán a principios del año siguiente, para llegar a su puesta en servicio a mediados de 2009. La privatización de los ferrocarriles realizada en la década de los 90 durante el gobierno del ex presidente Carlos Menem (1989-1999) agravó la situación de la red ferroviaria, según el comunicado del gobierno Argentino. AFP 10 millones de dólares costaría cada kilómetro de la línea férrea en ‘pampa’ argentina.

Siga bajando para encontrar más contenido