Argentina, molesta por el veto al aceite

Las restricciones a las importaciones chinas de aceite de soya argentino fueron calificadas por el Gobierno latinoamericano como “paraarancelarias con argumentos sanitarios”.

Finanzas
POR:
abril 06 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-06

En respuesta, Argentina busca evitar la competencia desleal con medidas antidumping pero sin prohibir la importación de productos chinos. China mantiene frenados desde la semana pasada embarques de aceite de soya por 2.000 millones de dólares, con el argumento, extraoficial, de haber detectado residuos de hexano, un solvente utilizado en la molienda del cultivo. Argentina es el mayor exportador mundial de aceite de soya y China es uno de sus mayores clientes, a la vez que ocupa el tercer lugar como productor y exportador mundial del grano de soya, detrás de Brasil y Estados Unidos. La soya es originaria de China. La incidencia de los productos chinos en el total de las importaciones argentinas creció de 5,2 por ciento en 2003 a 12,5 por ciento en 2009, en tanto que el comercio bilateral es deficitario para Argentina, con un saldo negativo de casi 2.000 millones de dólares entre 2008 y 2009. ADRVEG