Argentinos siguen comiendo carne, a pesar de los precios

Argentinos siguen comiendo carne, a pesar de los precios

POR:
noviembre 01 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-01

Buenos Aires. Ni las campañas institucionales para deselentar el consumo de carne vacuna, ni el aumento de los precios, cambió el apetito de los argentinos, quienes llegaron a consumir un promedio de 66,7 kilos por habitante en septiembre pasado, una cantidad histórica en los últimos 11 años. Tanta carne de res en su dieta preocupa a las autoridades porque la producción interna no puede ser satisfecha por un estancamiento en la producción, que se mantiene estable desde hace 30 años. En cambio, según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), el consumo de este tipo de carne experimentó un crecimiento interanual del 8,2 por ciento. El aumento sorprende tras la subida en el mercado interno del coste de los cortes vacunos de consumo popular, pese a los precios máximos fijados por el Gobierno en abril de 2006. Además, las autoridades iniciaron campañas de difusión para estimular el consumo de otros tipos de carnes. El Gobierno también mantiene restringidas las exportaciones de carnes de bovino desde marzo de 2006 para garantizar el abastecimiento doméstico y que los precios internacionales no presionen los internos. Pese a eso, en los nueve primeros meses de año las exportaciones de carne vacuna registraron un 5,4 por ciento más que en el mismo período del año pasado. EFE kilos carne de res consume en promedio un argentino al año. Hace cinco años, esta cifra era del 55 kilos por persona. 66

Siga bajando para encontrar más contenido