Argos sale de dos minas de carbón

La compañía Cementos Argos definió ayer la venta de parte de sus activos relacionados con la explotación de minas productoras de carbón de exportación, a inversionistas locales o extranjeros.

POR:
julio 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-23

Así mismo, enajenará bienes relacionados con el transporte de ese mineral a los mercados externos tales como una instalación portuaria y el 8,4 por ciento de participación accionaria en la empresa Ferrocarriles del Norte (Fenoco). Luego de una evaluación que encargó con su filial Carbones del Caribe a la firma Credit Suisse y la Banca de Inversión Bancolombia, con el fin de que le recomendaran la conveniencia o no de enajenar algunos de los activos vinculados a la explotación de carbón, Argos optó por quedarse solo con los relacionados con el suministro para la producción de cementos, concretos y agregados, básicamente carbones térmicos. Estos últimos consisten en minas que producen carbón de especificaciones necesarias en dichos procesos, y que se encuentran, entre otros departamentos, en Antioquia, Córdoba y Boyacá. Así las cosas, la compañía cementera venderá las minas ‘Hatillo’ y ‘Cerro Largo’, que se encuentran ubicadas en el Cesar y tienen resevas de carbón térmico que son apetecidos y bien pagos por el mercado internacional. Además de concentrarse en sus negocios principales, Argos pretende con esta transacción aprovechar las condiciones de precios y de demanda de carbón en el mercado internacional, donde el valor de la tonelada se encuentra a 80 dólares en promedio y casi se ha duplicado con respecto al último año. En 2004, Carbones del Caribe vendió, por 110 millones de dólares, al grupo suizo Glencore, la mina La Jagua, también ubicada en el departamento del Cesar, entonces la tercera más grande del país. La semana pasada la cementera y su dueño mayoritario, Inversiones Argos (Inverargos), también anunciaron un intercambio de sus participaciones accionarias en el Hotel de Pereira, Hotel Intercontinental de Medellín, Hotel Las Lomas (ubicado en Rionegro Antioquia) y en la central de generación de energía térmica Merieléctrica. A cambio de esos activos y TES por 174.000 millones de pesos, recibieron de dos socios de la Compañía Colombiana de Inversiones (Colinversiones) el 20,4 por ciento de ésta compañía, elevando su participación a cerca del 25 por ciento. Aunque indirectamente con estas operaciones, que asciende a unos 400.000 millones de pesos, el Grupo Argos sale del negocio de generación de energía y deja la gestión de los activos relacionados con dicha actividad en manos de Colinversiones, que optó por focalizarse en esa línea de negocios, seguirá sacando réditos indirectamente de un sector considerado promisorio. LOS MOVIMIENTOS DE GEA Al igual que en la transacción con los activos de carbón, Argos solo dejó dentro de su portafolio de energía bienes relacionados con la autogeneración, que igualmente son prioritarios para sus negocios de producción de cemento, con- cretos y agregados. Al margen, estos movimientos de Argos e Inverargos en carbón y energía, el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), que controla a esas com- pañías, sigue concentrándose en las líneas de negocios: cementos, concretos, alimentos procesados, financieras, salud y seguros. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido