Arman red de colombianos de alto perfil para atraerlos

La firma de consultoría Talengo tiene en marcha un programa llamado “Leader for Colombia”. Ha identificado 800 ejecutivos ‘top’ en diferentes sectores y posiciones que residen en el exterior.

Los colom- bianos que regresen no  buscarán cambiar de país en cinco años. Ven- drán para quedarse.

Archivo particular

Los colom- bianos que regresen no buscarán cambiar de país en cinco años. Ven- drán para quedarse.

Finanzas
POR:
noviembre 15 de 2014 - 04:09 a.m.
2014-11-15

A estas alturas en algún rincón del mundo puede estar un brillante ejecutivo colombiano añorando volver a su país, pero con incertidumbre sobre las posibilidades reales de aterrizar en una economía que para los expertos hoy va ‘viento en popa’.

Pese a que han hecho carreras exitosas afuera porque dejaron su país en épocas en las que no habían opciones de crecer a alto nivel, hoy añoran sus familias y su cultura.

Hasta el momento, la firma de consultoría y búsqueda de altos directivos Talengo ha logrado identificar y conectar alrededor del mundo a unos 800 ejecutivos y vincularlos a su iniciativa “Leaders for Colombia”.

Ellos desempeñan altos cargos en sectores como tecnología, infraestructura, inmobiliario, petróleo, minería, consultoría y consumo, entre otros.

Además de que reúne esos talentos criollos, esta red les permite a ellos estar conectados con otros ejecutivos, y les da la opción de participar en procesos de búsqueda que les permita retornar a su patria.

Otra ventaja de la red es que les abre facilidades para el intercambio de información, experiencias, conocimiento y les ofrece contactos permanentemente a través de la red social Linkedln “Colombianos por el mundo”.

Los ejecutivos miembros de esta red, pueden en los eventos que se organizan en diferentes partes del mundo con el fin de compartir conocimiento.

María Fernanda Jaramillo, directora de Talengo en Colombia, explica que la iniciativa está en marcha desde hace tres años.

“Nació luego de ver que muchos ejecutivos colombianos se han ido y, que por el buen momento de la economía colombiana, tienen ganas de volver, pero no hay una red que los acoja”, dice.

Estamos hablando de ejecutivos de primer nivel, juntas directivas, segundo y hasta tercer nivel”, comenta.

Para integrar esta herramienta, la empresa trabaja para que cada proceso de selección que desarrolle y que le entrega a sus clientes, incluya uno de estos colombianos que están en el exterior y que hacen parte de la red.

Si bien, la misión general es identificar talento -sin importar el origen y apelando a la globalización-, también se le propone a la empresa que analice un ejecutivo de alto perfil que esté fuera del país y que esté interesado en regresar.

Estos colombianos que están en otros mercados tienen manejo de varios idiomas, buenas prácticas en sus campos de conocimientos y multiculturalidad.

Además, le pueden agregar valor al cliente en el momento de contratar a una persona que viene a ‘jugar’ como local, comenta Jaramillo.

Estas ventajas aplican si se comparan con la contratación de un extranjero que llegue a instalarse a Colombia y a adaptarse la compañía que lo contrata.

Otra diferencia con los expatriados tiene que ver con un tema sensible para las empresas: costos.

Si un extranjero accede a venir a trabajar a Colombia, en muchas ocasiones el proceso de instalación y adaptación del él y su familia debe estar en el paquete de presupuesto para la contratación. Eso incluye el lugar de residencia, los colegios para sus hijos, y hasta las visitas a su país de origen, por ejemplo.

En cambio, en el caso de un colombiano, todas esas cuestiones resultan menores porque muchas de esas variables están bajo control porque es ‘dueño del territorio’.

“De alguna manera es mucho más económico para las compañías traer un colombiano como local a una persona expatriada que tiene que brindarle muchas cosas porque no es del país”, señala María Fernanda Jaramillo.

La experta considera que, en todo caso, si bien el colombiano es más flexible a la hora de negociar las condiciones en las que vuelve a su país para incorporarse en una multinacional que opera en Colombia, no deberán extrañar los casos de aquellos que piden algunas condiciones especiales que les mejores su situación laboral.

Si vive y labora en Londres o Roma, su aspiración será estar en condiciones acordes con su trayectoria y el nivel de responsabilidades.

Ese es un aspecto interesante para las compañías colombianas a la hora de atraer talento internacional con formación y experiencia multinacional. Antes de pensar en contratar un gerente extranjero, quizás sea más conveniente traer un alto ejecutivo colombiano que esté en otro país.

Esto también puede garantizar permanencia. No buscarán cambiar de país en cinco años, sino que vendrán para quedarse, con lo que se garantiza una contratación de más largo plazo.

congom@portafolio.co