‘Arquitectura sostenible, más que negocios y utilidades’

La presidenta de la Academia Colombiana de Arquitectura, Lorena Landázabal, dice que hay oportunistas que han convertido el cuidado al medioambiente –a través de los proyectos verdes– en un tema mediático.

Lorena Landázabal / presidenta de la Academia Colombiana de Arquitectura

Archivo Portafolio.co

Lorena Landázabal / presidenta de la Academia Colombiana de Arquitectura

Finanzas
POR:
octubre 09 de 2012 - 11:20 p.m.
2012-10-09

El desarrollo sostenible en la arquitectura se convirtió en un tema recurrente entre muchos constructores del país, que ahora lo consideran primordial en sus obras, no solo para mostrar que aportan al medioambiente con ahorro de energía o agua, entre otros, sino para impulsar sus negocios.

Este es uno de los temas que desde mañana y hasta el 13 de octubre se tratarán en Ekotectura, en Bogotá, con el apoyo de la Academia Colombiana de Arquitectura.

Su presidenta, Lorena Landazábal, habló al respecto.

¿La sostenibilidad se ha convertido en algo mediático?

Sí. Muchos encontraron en la arquitectura sostenible una fuente de recursos para su trabajo profesional y hoy se ven grandes letreros anunciando “proyectos verdes”.

Sin embargo, varios de ellos se alejan de la verdadera intención y han caído en el llamado “greenwashing”, es decir, aprovecharse de la ignorancia de las personas para vender, haciéndolas creer que están comprando una solución ambiental.

Pero el tema va más allá, pues compete al ejercicio profesional ético y responsable con el planeta y con las futuras generaciones.

Analistas dicen que hay una línea muy delgada entre el verdadero compromiso medioambiental de las compañías y el único afán de concretar negocios y vender, ¿qué opina?

Es cierto. Afortunadamente, el mercado se está concientizando del tema y las iniciativas son cada vez más importantes.

Por ejemplo, los empresarios del sector de insumos están cambiando sus procesos productivos hacia otros que consumen menos energía y no deterioran el medioambiente.

Incluso, algunos solo compran productos etiquetados como verdes o que en sus procesos de manufacturación no hayan consumido grandes cantidades de energía ni causado daños al medioambiente. Aun así, es fácil caer en el greenwashing, o engaño verde.

Se habla de la posibilidad de crear un sello local que identifique los proyectos verdes; ¿qué tan benéfico sería?

Hay entes privados adelantando el tema, pero es una iniciativa por aprobarse. Lo importante es que sea apoyada por el Gobierno, lejos de intereses comerciales y adaptada al medio local, no importada, pues se pierde la intención de contar con reglas adecuadas al medio.

A propósito, ¿qué opina del auge de la certificación estadounidense LEED?

En Estados Unidos funciona muy bien y ha contado con un excelente mercadeo en el mundo, tanto que en Colombia entró con éxito, a pesar de que muchos de sus apartados se alejan de las posibilidades e intenciones que tiene el mercado verde en nuestro país.

Sin embargo, insisto en que necesitamos normas nacionales y locales que regulen el tema para nosotros, lideradas por el Gobierno nacional, con beneficios claros para el constructor y para el consumidor final.

¿Qué tan sostenibles son los proyectos colombianos que han recibido tales reconocimientos?

No puedo entrar a calificar ninguno de ellos, pero considero que si han recibido la certificación es porque cumplen con los objetivos de la norma estadounidense.

¿Qué hay sobre el tema en la agenda de la Academia Colombiana de Arquitectura?, ¿cuáles son sus aportes?

Venimos trabajando en el tema desde hace cinco años, promoviendo las buenas prácticas de la arquitectura sostenible y bioclimática en diferentes medios presenciales y escritos.

Además, hemos capacitado a más de 8.000 profesionales en el país, a través de jornadas académicas y eventos especializados como Ekotectura (que se inaugura mañana) y Vanguardia, que ya se realizó.

Incluso, contamos con un estudio de arquitectura en convenio con profesionales de prestigiosas universidades de Argentina y México que realiza asesoría a otras empresas de arquitectura y, construcción en bioclimática y proyectos sostenibles.

A propósito de Ekotectura 2012, ustedes anunciaron que saldrá un documento que se entregará al Gobierno. ¿En qué consiste?

Además de las conferencias, el evento es un espacio de encuentro latinoamericano para debatir lo que se hace en la materia.

Allí, importantes exponentes del sector redactarán un documento que circulará después del certamen, con el fin de llamar la atención del Gobierno sobre la necesidad de actuar urgentemente, y en todos los sentidos, en materia de sostenibilidad en el país.

‘SÍ PODEMOS HACER VIS VERDE’

Lorena Landazábal considera que la idea de que hacer Vivienda de Interés Social (VIS) sostenible es complicado por costos y otras variables se debe desmitificar.

“En la Academia Colombiana de Arquitectura hemos hecho investigaciones en las que proponemos, entre otros, el uso de materiales alternativos.

Además, creemos que el Gobierno debería apoyar la investigación, pues hay alternativas para poner en práctica. De hecho, se tratarán en Ekotectura, desde mañana, en el centro de convenciones de Compensar, en la Avenida 68 de Bogotá. La entrada es gratuita.

Gabriel E. Flórez G.

Economía y Negocios