Arranca la cosecha en la ‘tradicional’ zona cafetera

Varios aspectos de coyuntura harán tener una buena recolección: falta gente que vaya a las fincas.

13 millones de sacos de 60 kilos, se calcula la cosecha cafetera de este año. En Antioquia y el Eje se recogerían no menos de 8

Archivo

13 millones de sacos de 60 kilos, se calcula la cosecha cafetera de este año. En Antioquia y el Eje se recogerían no menos de 8

Finanzas
POR:
agosto 25 de 2015 - 01:10 a.m.
2015-08-25

Por lo menos el 65 por ciento de la cosecha cafetera de todo el año comenzará a recogerse desde esta semana en la zona norte del país.

Se estima que sean más de 8 millones de sacos los que se cosecharán en la zona cafetera de Risaralda, Caldas y Quindío, lo mismo que en Antioquia y otras zonas del país.

Los cafeteros, consultados por Portafolio indicaron que hay una muy buena cosecha y buen precio interno de compra, derivado –en parte– por la devaluación del peso colombiano.

Lo anterior haría incrementar aún más el valor de la cosecha cafetera, calculada en 5,2 billones de pesos para el año pasado.

Lo que se pretende recoger este año, unos 13 millones de sacos de 60 kilos, no se veía desde el 2007, cuando en el año civil se cosechó 12,61 millones de sacos.

Este año, por culpa del verano y la incidencia del fenómeno de ‘El Niño’, la cosecha empezará un poco retrasada, por lo que se espera que vaya hasta casi el final de enero del 2016.

Benicio Uribe, un líder cafetero del departamento de Antioquia, con cultivo en el municipio de Hispania, indicó que la cosecha podría ser afectada por varios aspectos.

En primer lugar, la mano de obra, que cada año es más difícil conseguir, en la medida que la gente se ha desplazado hacia las zonas urbanas, buscando empleos o actividades más rentables y menos desgastantes.

También la minería (legal o ilegal) y las obras de infraestructura ‘le han quitado’ mano de obra a la caficultura.

Ahora, la única estrategia que tienen los caficultores es la de ofrecer entre 25.000 y 27.000 pesos por jornal a quienes son itinerantes, más algunos ‘adicionales’ como la comida.

“En muchos casos llega gente a trabajar con vinculación al sistema de seguridad social”, dijo Uribe.

La misma situación, escasez de mano de obra, se presentó a comienzos de este año en la zona cafetera.

Otros de los problemas, ya en los cultivos, que destacó Benicio Uribe, están relacionados con las condiciones climáticas que llevaron a un café ‘veraniado’, el ataque de la broca y la fertilización de los cultivos.

Lo primero, consiste en que, al parecer, no han ‘llenado’ los granos por culpa de las altas temperaturas, mientras que por la broca se calcula que los cultivos tendrían grados de infestación de entre 2 hasta 12 por ciento, pero –de todos modos– no es un tema generalizado. Para el caso de la fertilización, los bajos precios de compra del primer semestre, al parecer, se reflejaron en la escasez de recursos para la compra de fertilizantes.

Por lo anterior, en algunas zonas se cosecharían granos pequeños.

Por último, el líder cafetero de Antioquia destacó que hay otros temas, también de importancia, pero que han mejorado notoriamente, como es el caso de la seguridad en las áreas rurales.

El precio interno de compra abre hoy el mercado nacional en 764.875 pesos por carga de 125 kilos (dos bultos).  

ESTA ES LA ECONOMÍA CAFETERA

Según el gremio cafetero, la actividad ha creado 785.000 empleos directos, es decir, el 26 % de la totalidad del sector agrícola; es 3,5 veces mayor al empleo creado por los cultivos de arroz, maíz y papa, y es 10 veces más grande de lo que generan el cultivo de la palma aceitera y el caucho juntos.

El valor de la cosecha, por su parte, que fue de $5,2 billones en el 2014, se redistribuyó como ingreso entre las más de 550.000 familias que habitan en 595 municipios donde se cultiva el grano.

El café produce el 33 por ciento de las exportaciones del sector agropecuario, siendo 3,2 mayor que las exportaciones de banano y 4,6 veces más que el renglón floricultor, para contribuir con un 4,4 por ciento en la totalidad de las exportaciones del país.

Por lo anterior –dijo la Federación– la relevancia que tiene el sector cafetero en la economía del país es de vital importancia.