Arrancarían las obras de la regasificadora del Caribe

Antes de finalizar el año estarían listas la licencia ambiental y las consultas previas del proyecto. Hay al menos dos proyectos del sector privado para el comercio internacional de gas.

En América Latina hay al menos 12 proyectos de regasificación en proceso de planeación y construcción.

Archivo Portafolio

En América Latina hay al menos 12 proyectos de regasificación en proceso de planeación y construcción.

Finanzas
POR:
julio 11 de 2014 - 01:54 a.m.
2014-07-11

Si todo marcha según lo presupuestado a finales de este año o a principios del 2015 se podría iniciar con la construcción de la Planta Regasificadora del Caribe, proyecto de interés estratégico para el Gobierno Nacional que daría al país la infraestructura necesaria para importar gas.

Pero no es el único proyecto que se adelanta en el país para permitir la comercialización de este hidrocarburo.

Pacific Rubiales y Promigas también tienen proyectos para exportar gas licuado de petróleo, la primera, y para importar, la segunda.

El Plan de Manejo Ambiental para la Planta del Caribe, cuya construcción es liderada por la Sociedad Portuaria El Cayao S.A., fue entregado ante la Autoridad de Licencias Ambientales el pasado 30 de mayo.

Por ser este un proyecto considerado como de interés nacional estratégico para el Gobierno central, se estima que la licencia ambiental debería estar lista en un lapso de cuatro a seis meses, es decir, a más tardar en noviembre.

El otro proceso que debe cumplirse antes de iniciar las obras de construcción es el de consultas previas con las comunidades.

De acuerdo con el gerente de la Sociedad Portuaria El Cayao, José Luis Montes Gómez ya se han logrado preacuerdos con dos de las comunidades que más afectaciones tendrían con el proyecto.

“Estamos en ese proceso con seis comunidades, unas en la isla de Barú y dos en Tierra Bomba, ahí en el interior de la bahía de Cartagena (...) Hasta ahora llevamos dos comunidades con acuerdos protocolizados, creemos que con las otras cuatro no vamos a tener mayores problemas”, explicó Montes Gómez.

La firma ya está negociando los contratos futuros con el Grupo Térmico,compuesto por Termobarranquilla, Termocandelaria y Celsia Zona Franca.

De acuerdo con el ejecutivo la empresa está preparada para empezar la obra en cuanto estén listos los permisos, y una vez arranquen la construcción podrán tardarse entre 14 y 18 meses en culminar la primera fase de la planta.

Lo que sí es definitivo es que esta estructura no estará lista para entrar en operación para finales de año, cuando se prevé que arranque la temporada seca e incremente la demanda de gas para abastecer las plantas térmicas.

La inversión en la primera fase de esta planta se estima en 150 millones de dólares y generará 300 empleos directos.

Esta primera fase operará con un mecanismo que se llama Sistema de Almacenamiento y Regasificación Flotante (Fsrs, por sus siglas en inglés).

Es decir que el procesamiento del gas se hace a través de un barco, y la infraestructura que se construye es un muelle y ductos de transporte del gas licuado.

“Ya tenemos el barco seleccionado y lo terminan de construir a finales de este año, entonces quedaríamos esperando a terminar el muelle, para poder atracarlo y recibir el gas natural licuado”, señaló el gerente de la sociedad.

La segunda fase del proyecto tardaría unos tres años en estar concluida, e implica la construcción de plantas de regasificación en tierra firme.

Al final, la estructura podrá almacenar 170 mil metros cúbicos de GLP y regasificar 400 millones de pies cúbicos por día.

OTROS DOS PROYECTOS EN LA AGENDA ENERGÉTICA

Una planta de Promigas, en Barranquilla, y un proyecto de Pacific Rubiales están en planes.

La firma Promigas, socia mayoritaria de la Sociedad Portuaria El Cayao, está haciendo los estudios de factibilidad de una nueva planta de regasificación en Barranquilla.

Los estudios están en fase preliminar de diseño básico e ingeniería, por esta razón la empresa prefiere mantener en reserva los detalles del proyecto.

Mientras tanto, Pacific Rubiales en asociación con la naviera belga Exmar, adelanta la terminal flotante de licuefacción y almacenamiento de gas natural licuado, que le apunta a exportar gas desde el campo La Creciente (Sucre)

Este será un proyecto único en su clase, en el mundo.

Comprende una barcaza con capacidad para convertir 69,5 millones de pies cúbicos por día, y un ducto de 84 kilómetros y 18 pulgadas de diámetro, que llevará el mineral hasta el terminal.

El objetivo es despachar cargamentos del mar hasta el Caribe y Centroamérica.

La firma china Wison Offshore & Marine es la encargada de construir el barco de regasificación, que entregará a finales del 2015.

Nohora Celedón

Economía y Negocios