Arrancó el debate sobre reforma a pensiones

Asofondos cree que la propuesta reducirá la cobertura. Colpensiones manejaráahorro individual, y fondos privados manejarán prima media de sus afiliados.

POR:
febrero 12 de 2013 - 12:28 a.m.
2013-02-12

Con la advertencia de que la propuesta de reforma pensional del Gobierno puede disminuir aún más la cobertura, en contravía de lo que se busca con el proyecto, arrancó la discusión de la iniciativa de manera inmediata tras la presentación en sociedad de sus bases.

El ministro de Trabajo, Rafael Pardo, expuso ayer la idea de la reforma, que había adelantado el domingo en entrevista con este diario.

Ayer quedó claro que Colpensiones, que hasta ahora administra el régimen de prima media, abrirá también cuentas de ahorro individual, y los fondos privados también administrarán el componente de régimen de prima media de sus afiliados. Esto, en razón de que la propuesta obliga a que todos los trabajadores con salario mínimo aporten únicamente a prima media, y quienes ganan más del mínimo obligatoriamente aportan su primer salario mínimo a prima media, y el excedente va a una cuenta de ahorro individual. Se busca entonces que los dos componentes de los aportes de un trabajador sean administrados por una misma entidad, bien sea Colpensiones o una AFP privada (administradora de fondos de pensiones).

Los primeros cartuchos del debate pensional que debe seguir en las próximas semanas se quemaron ayer, cuando el presidente del gremio de las AFP (Asofondos), Santiago Montenegro, aseguró que la propuesta del Gobierno en vez de aumentar la cobertura la reducirá porque, explicó, en el régimen de prima media se necesitan 1.300 semanas para pensionarse, mientras que en el privado son 1.150; es decir que en aquel es mucho más difícil jubilarse, y los trabajadores del mínimo ya no tienen la opción de estar en fondos privados.

Lo mismo, dijo, sucederá con el ahorro nacional, que en lugar de incrementarse se disminuirá, lo cual se reflejará en los niveles de inversión, como en infraestructura, y afectará el mercado de capitales.

Montenegro se apartó de la propuesta de Pardo de darles un subsidio pensional de 87 millones de pesos a todos los trabajadores afiliados al sistema, cuantía que corresponde a la cotización sobre un salario mínimo.
“No tiene ningún sentido seguir entregando subsidios a los más ricos”, demandó el directivo, sin precisar a partir de cuál base de cotización a pensiones se aplica ese calificativo.

La protección para los mayores de 62 años pretende atacar la baja cobertura del sistema de pensiones, mejorar significativamente la equidad y darle sostenibilidad financiera al régimen de prima media (RPM), administrado por Colpensiones.

Rafael Pardo señaló que el Gobierno acogió la propuesta de Asofondos de flexibilizar el acceso de los afiliados a las AFP al fondo de garantía de pensión mínima, que de acuerdo con las cuentas de este gremio, permitiría la jubilación de 100.000 trabajadores adicionales de aquí al 2030.

Tras la presentación del Ministro de Trabajo, el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, dijo que, en el tema pensional, el sector privado colombiano debe tener “una mirada social”.

El presidente de Fasecolda (gremio asegurador), Roberto Junguito, y su colega de la Asociación Bancaria, María Mercedes Cuéllar, destacaron los objetivos del nuevo modelo de protección a la vejez. Cuéllar hizo un llamado para que sea respaldado “por todo el mundo”; los dos directivos, sin embargo, coincidieron en que es necesario examinar con cuidado varios aspectos, como la operación del sistema con sus dos pilares: su sostenibilidad financiera y el funcionamiento de los beneficios económicos periódicos (BEP), entre otros.

Los primeros interrogantes

El Gobierno planteó que la escogencia de Colpensiones o de uno de los fondos será voluntaria, pues todas las entidades manejarán simultáneamente el componente de prima media y de ahorro individual.

Así mismo, habría un periodo de transición a partir de la aprobación legal de la reforma, que podría ser de 10 años, para la vigencia del nuevo esquema.
También tendrá que definirse cómo será esa transición para quienes, por ejemplo, lleven dos, tres o más años cotizando a pensiones sobre ingresos superiores a un salario mínimo.

Igualmente se deberá precisar cuánto cuestan los subsidios para Colombia Mayor, dirigidos a los mayores de 65 años sin ingresos, del Sisbén 1 y 2, lo mismo que acerca del esquema de ahorro BEP: cuánto será su impacto en las finanzas públicas, cuáles sus fuentes de financiamiento y si las planteadas por el Gobierno son suficientes o habría que recurrir a otras adicionales.

Siga bajando para encontrar más contenido