Arrancó nueva Coltejer y ya salió de la Ley 550

La textilera más importante de Colombia, Coltejer, informó de su salida de la Ley 550, que le permitió superar la crisis que la tuvo al borde de la quiebra e iniciar a partir de ahora una nueva vida, tras liberarse de deudas por un valor de 397.000 millones de pesos a sus acreedores.

POR:
julio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-30

Al amparo de la Ley 550, Coltejer pudo pactar con todos sus acreedores el pago de compromisos a plazos hasta el año 2021 y quedar saneada con un saldo de su pasivo de 8.000 millones de pesos que le permite ser sostenible. En una misiva dirigida por el presidente de Coltejer, José Roberto Arango, a la Superintendencia Financiera, se informa que el Comité de vigilancia de la compañía “aprobó por unanimidad la terminación del acuerdo de reestructuración empresarial de Coltejer”. “Es una muy buena noticia, de primerísimo orden. Quiere decir ni más ni menos que la compañía ya arrancó después de toda esta reestructuración y empieza a ser normal, con acceso a créditos”, indicó Arango. Este hecho es prácticamente la inauguración de la nueva empresa que transitó en los últimos cuatro meses por un proceso que la sacó de la postración y del riesgo de su extinción a llevarla a manos de los más grandes textileros del continente, la mexicana Kaltex que ahora podrá manejarla con una mano de obra mucho más barata y los beneficios por tener sus principales compradores en Estados Unidos. Es un nuevo logro que se cumple en los tiempos previstos y que se dio luego de concluir el Plan de Salvamento, en el cual se pagó a acreedores con acciones de la empresa. Las acreencias que quedan valen 8.130 millones de pesos, dinero que la empresa espera terminar de pagar el 20 de febrero de 2018. Aunque las cifras de Coltejer todavía muestran su periodo negro con cifras negativas, se espera que estas vayan cambiando en los próximos meses cuando se estabilice la situación e ingrese nueva tecnología que le permita ser más competitiva. Otro tema incómodo para la transición es el hecho de que 60 de los 2.500 trabajadores no aceptaron el Plan de Salvamento y aseguran que la Convención sindical esta vigente, a pesar de la consulta a los empleados, donde una gran mayoría aceptó firmar el acuerdo con la empresa y renunciar a la convención sindical. Coltejer solicitó al Ministerio de Protección autorizar la terminación unilateral de sus contratos. En el primer semestre del año, Coltejer tuvo ingresos operacionales por 92.945 millones de pesos, con una disminución de 37 por ciento con respecto a igual período del año pasado. De las ventas totales, el 30 por ciento las orientó la empresa al mercado externo.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido