El arranque del 2010 para la economía colombiana fue vertiginoso

Devaluación en Venezuela, flores quemadas, dólar en picada, café a US$ 2,15, recorte de gastos del Gobierno, Slim une sus dos gigantes. ¿Algo más?

POR:
enero 16 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-16

Un dólar en picada con 'ayuda' del Gobierno; un verano agresivo y combinado con heladas que quemaron cultivos; inversionistas del mercado de valores con pérdidas multimillonarias por culpa de una deuda pública desvalorizada; medidas sorpresivas del Ejecutivo para aplazar gastos fiscales, y anuncios del Emisor sobre megacompras de bonos estatales, hacen parte de los hechos que sorprendieron en los primeros días del año.

A esto se sumó la escalada alcista de los precios de los productos básicos en los mercados internacionales como café, petróleo, oro, plata, cobre, azúcar y algodón. Hasta el jugo de naranja se encareció porque los cultivos de la fruta en el estado de la Florida se secaron por el invierno que azota a esa región de E.U.

Para los intereses de Colombia, el café superó la barrera de los dos dólares la libra y siguió de largo.

Un hecho adicional se dará esta semana cuando el Ministerio de Hacienda dé a conocer los ajustes al Plan Financiero del 2010, que seguramente implicarán novedades en el campo fiscal.

En el vecindario, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, devaluó el bolívar y generó temores de especulación con productos de la canasta familiar que implicaría una escalada alcista de la inflación de ese país.

Incluso, el gobierno venezolano cerró por un día varios supermercados porque, supuestamente, habrían estado especulando con los precios al consumidor.

El evento luctuoso fue el terremoto de Haití, pero como en el mundo de los negocios siempre se buscan oportunidades, los inversionistas ven una buena perspectiva para una empresa colombiana (Cementos Argos), cuya planta en ese país caribeño no se afectó y eso le dará un gran potencial de crecimiento cuando se inicie la reconstrucción de la zona. De hecho, en la Bolsa de Valores de Colombia, la acción de Argos fue una de las que más subió esta semana.

En materia de negocios externos, se conoció la fusión de las compañías América Móvil y Télmex, del magnate mexicano, Carlos Slim.

En Colombia, Télmex es líder indiscutida del mercado de televisión por suscripción y Comcel (de América Móvil) es la primera empresa de telefonía celular del país.

Con todas estas movidas, las dos primeras semanas de enero marcaron un ritmo acelerado de la economía, que puede definir la pauta para el resto del año.

Para completar el inicio del 2010, el tema político local se agitó con noticias sobre el referendo por la reelección presidencial, que le meten más 'ruido' al ambiente económico nacional.

Y todavía quedan 348 días...

Agitación inicial es solo una alerta sobre lo que viene

Para los expertos, el arranque tan movido del 2010 es apenas la señal de que este será un año agitado en muchos campos, lo cual puede frenar la tan añorada reactivación.

El primer golpe lo están sufriendo los exportadores porque la revaluación volvió a acelerarse luego del respiro que se dio al final del 2009.

El hecho de que el dólar esté a la baja, impulsado por las ventas de divisas del Gobierno, no es una buena señal, pues queda claro que el Ejecutivo tiene grandes necesidades de caja para cumplir con sus compromisos internos y para ello utilizará los recursos que consiguió el año pasado en los mercados internacionales. Solo en emisiones de bonos, la Nación captó unos 2.500 millones de dólares, que utilizará en la medida de las necesidades. Y estas son muy grandes.

Por eso, las ventas de dólares del Tesoro Nacional efectuadas en los primeros días del año presionaron la revaluación y el sector exportador está otra vez en alerta.

En las dos primeras semanas del año, el dólar perdió 77 pesos y hoy se ubica en torno a los 1.967. Con ello, la revaluación va en casi 4 por ciento frente al 9 por ciento de todo el 2009. Hay quienes prevén un dólar a 1.800 pesos que se daría en cualquier momento.

El decano de la facultad de ciencias económico-administrativas de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Salomón Kalmanovitz, dice que se siguen cometiendo errores de política, tanto por el Gobierno como por el Banco de la República.

En el primer caso -dice- el problema fiscal sigue agravándose sin que haya una política proactiva del Gobierno, por ejemplo con más colocaciones de bonos de deuda interna y no de endeudamiento externo para evitar la revaluación.

En el caso del Emisor, Kalmanovitz sostiene que debe bajar más su tasa de interés, pues esta sigue elevada en término reales por la caída de la inflación.

"Estoy seguro de que en el 2009 la economía cayó a términos negativos y en el 2010 las cosas no mejorarán mucho. Este será un año muy difícil y la recuperación no se dará porque el entorno externo sigue difícil. Todo hace pensar que este año será malo, a menos de que haya una política fiscal proactiva y una estrategia monetaria más laxa", dice Kalmanovitz.

A su vez, Álvaro Montenegro, profesor de economía de la Universidad Javeriana, sostiene que la coyuntura política hará más difíciles las cosas para la economía.

"La incertidumbre en torno a la recuperación mundial se suma a la generada por la reelección. A diferencia de otros países donde hay reelección, cuyos gobiernos aceleran el gasto para impulsar la economía y ganar votos, acá no se podrá hacer lo mismo este año por las restricciones fiscales y de endeudamiento que enfrenta el gobierno. En este comienzo de 2010, el panorama no se ve claro para la inversión privada y una pronta recuperación de la economía. Quizá después de elecciones habrá menos incertidumbre, pero ya se habrá perdido medio año".

FERNANDO GONZÁLEZ P.
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido