Arrecian críticas a la infraestructura

El jueves pasado a las 6 de la tarde, una decena de empresarios pertenecientes a los más diversos sectores sostuvieron una reunión de una hora con el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, quien vino en una visita relámpago a Bogotá.

POR:
mayo 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-12

Durante la cita, que tuvo lugar en el Palacio de Nariño, el directivo escuchó fuertes críticas al atraso vial del país. La impresión fue tanta, que cuando se reunió con el presidente Álvaro Uribe poco después, el funcionario ofreció la ayuda de la entidad multilateral para que Colombia mejore en el tema. Pero Zoellick dejó en claro que el problema parece ser institucional y no de recursos. Ese, en pocas palabras, había sido el mensaje de los representantes del sector privado. Entre los asistentes a la reunión estaban Efraín Forero, de Davivienda; Luis Fernando Alarcón, de ISA; Juan Guillermo Londoño, de Colinversiones; Antonio Celia, de Promigas; Juan Martín Caicedo, de la Cámara de la Infraestructura; Julio Torres, ex director de Crédito Público; Alfonso Salas, de la Sociedad Portuaria de Cartagena; Pablo Alvir, de Porvenir; Santiago Montenegro, de Asofondos; y Federico Rengifo de la Asociación de Fiduciarias. Aparte de Zoellick y su delegación, también estuvieron presentes el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, y la directora de Planeación Nacional, Carolina Rentería. El encuentro comenzó con la presentación de un breve documento preparado por la Cámara de la Infraestructura, referente a la urgencia del tema. “La demora sufrida en el trámite del TLC con los Estados Unidos, y el hecho de que las negociaciones con la Unión Europea aún se encuentren en etapas previas, ofrecen un espacio de tiempo adicional y, por ende, una gran oportunidad para iniciar prontamente una agenda para superar los atrasos en este sector”, sostiene el escrito. Pero además los empresarios señalaron el contraste entre el avance evidente en unos sectores y los escasos resultados viales. Así fueron mencionados ejemplos concretos de éxito. Alguien, por ejemplo, describió que mientras el proceso de la ampliación de la refinería de Ecopetrol en Cartagena salió adelante sin discusión, la ampliación del aeropuerto ElDorado en Bogotá estuvo y está rodeada de polémica. Igualmente, se habló de que el Instituto Nacional de Concesiones y la Agencia Nacional de Hidrocarburos fueron creados por la misma época, pero los resultados de la gestión de uno y otro son bien diferentes, aparte de su misma estabilidad. El Inco, por ejemplo, ha tenido ocho directores, mientas que la ANH solo uno. Por último, se habló del éxito de la subasta de energía de la semana pasada, en contraste con el atraso de las concesiones y las obras contratadas. “Dejamos en claro que el problema no son las obras ni la visión, porque sabemos lo que hay que construir”, le dijo uno de los asistentes a PORTAFOLIO. “También aclaramos que la dificultad no es la plata, porque hay fondos suficientes”, agregó. “Y quedó en claro que el cuello de botella tampoco son las normas, pues funcionan para el sector eléctrico o de telecomunicaciones, pero no en este caso”, concluyó. Impresionado por el panorama tan descarnado, Zoellick le trasmitió a Uribe su preocupación. Aunque el funcionario internacional dijo que apoyaría la propuesta de un fondo de capital de riesgo para la infraestructura, dejó en claro que en su concepto el reto es otro. El presidente del Banco Mundial mencionó la falta de un inventario identificado y estructurado de proyectos, así como el ambiente regulatorio riesgoso de las concesiones. “Quedó claro que Colombia no tiene la suficiente capacidad técnica para gerenciar múltiples proyectos de infraestructura al tiempo”, contó alguien presente. La inquietud es si ese intercambio franco de opiniones generará alguna decisión. Muchos se sorprendieron al constatar que el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, no estuvo presente en las reuniones de Palacio. Sin embargo, los empresarios dejaron en claro que sus críticas no se dirigieron contra nadie en particular. “La inquietud fue institucional. Nadie se explica por qué somos un ejemplo regional en electricidad, gas, petróleo o telecomunicaciones y, en cambio, en carreteras somos un desastre”, dijo uno de los asistentes. Tras la partida de Zoellick, abren licitación de La Línea Coincidencialmente, luego de la partida de Zoellick de Colombia, cuya estadía duró apenas ocho horas, el gobierno en cabeza del Invías, anunció la reapertura de la licitación para la construcción del túnel de La Línea y las obras complementarias de dos dobles calzadas, un proceso que ha estado marcado por los tropiezos. Para hacerlo viable, esta vez se optó por un esquema diferente, el cual es más flexible y además se destinaron 108.000 millones de pesos más de lo presupuestado en la fallida licitación de febrero pasado. En total, este proyecto contará con 719.000 millones de pesos. Ahora el proceso será modular para facilitar su construcción, según explicó el director del Invías, Daniel García. El primero de los módulos consiste en las obras de excavación, pavimentación y recubrimiento del túnel, unidireccional de 8,8 kilómetros (Bogotá- Buenaventura) y la construcción de la primera doble calzada en el sentido Cajamarca-Portal del Tolima. El segundo módulo contempla los estudios, el diseño y construcción de la segunda calzada Calarcá-Portal del Quindío. NO ENTRARON Por fuera se ha dejado la licitación de los equipos electromecánicos, los cuales tendrán un proceso especial en el 2011, con el fin de no recargar de demasiados costos a la obra lo que aumentaría el riesgo. Se espera que la licitación se adjudique a mediados de septiembre y los ofertantes tendrán hasta 90 días contados a partir de mediados de mayo para presentar las ofertas. Para la evaluación, se tendrá en cuenta la oferta económica, pero también la experiencia en materia de construcción de túneles. García dijo que en esta versión se eliminaron rigideces, que impedían una mayor participación de compañías extranjeras y anticipó que hay por lo menos 60 firmas interesadas, entre las cuales hay 17 internacionales. 70 meses se calcula que durará la construcción del túnel de 8,8 kilómetros. 10empresarios asistieron a la reunión en la Casa de Nariño con el presidente del Banco Mundial y su comitiva. Por el Gobierno estuvieron presentes Minhacienda y la directora de Planeación. ¿Y la ruta del sol? Una de las principales apuestas del Gobierno en materia de infra- estructura vial es la ruta del sol, la obra de doble calzada y cerca de mil kilómetros de longitud que de- bería unir a Bogotá con la Costa Atlántica. A raíz de los problemas con la estructuración del proyec- to, el Ejecutivo solicitó en su mo- mento la ayuda de la Corporación Financiera de Inversiones, perte- neciente al Banco Mundial. Inte- rrogado sobre el tema, Zoellick afirmó que la entidad debería en- tregar su trabajo en septiembre, aunque es posible que haya reco- mendaciones sobre cambios re- gulatorios. Cuando se le mencionó el tema, uno de los asistentes a Palacio mencionó que “parece in- creíble que hayamos perdido casi seis años en una obra sobre la que todo el mundo está de acuerdo”. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido