Arriendo de locales, oficinas y bodegas sería insostenible por altos precios de finca raíz, opinan expertos

La desaceleración de la economía ha obligado a algunos arrendatarios a desocupar y a buscar espacios a precios más bajos. El incremento no ha sido exclusivo del mercado de la vivienda.

POR:
noviembre 06 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-06

"La cantidad de nuevos centros comerciales saturó la demanda de los propietarios o arrendatarios, los valores de venta y alquiler aumentaron exageradamente hasta el 2007 y, de nuevo, como hacía tiempo no sucedía, los anuncios de 'Se vende' o 'Se arrienda' vuelven a estar a la orden del día", comenta el consultor inmobiliario Óscar Borrero.

"De hecho, las ventas de comercio se frenaron y esto, lógicamente, bajó la disponibilidad para pagar locales caros", asegura el analista, quien aclara que a pesar de esto es un error hablar de crisis en los mercados inmobiliario y constructor.

"Simplemente, el consumo ha bajado y esto se refleja en nuestra actividad", asegura un comerciante de Salitre Plaza, quien tiene en la vitrina de su negocio avisos de venta y arriendo.

Y es que según la Federación de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas): "Dueños de restaurantes de cadena y comerciantes prefieren asumir el arriendo de locales comprados por rentistas de capital o inversionistas. Ante esto, pueden dedicar su capital de trabajo al comercio y no necesariamente a la adquisición de los inmuebles".

Aurora Turriago, representante de la multinacional Colliers International, se suma al consenso y agrega que a los cánones excesivamente altos y a la reducción en las ventas en el último semestre hay que agregarle la llegada al país de grandes competidores, con precios bajos y promociones para captar al comprador y restarles ventas a los comerciantes locales.

"La estrategia de 'estar en todas partes', solo por tener presencia así no hubiese un buen margen de ventas, le dio paso a 'estar donde se debe estar', es decir, a hacer un alto en el camino y evaluar cuáles locales son más rentables, mantenerlos y salir del resto porque -efectivamente- generan un alto costo", anota Turriago, quien ha tenido este reporte de varios empresarios locales con los cuales trabaja Colliers.

Andrés Arango, gerente de Ospinas & Cía., empresa que tiene una presencia importante en el mercado de centros comerciales, considera que el caso de los más antiguos debe revaluarse.

"Y es que no se puede pagar ni generar rentabilidad con base en lo que el dueño cree que vale su inmueble", advierte Arango, quien, en cambio, asegura que los nuevos proyectos han sido más cautelosos y han ajustado sus precios, sin que esto signifique dejar de lado la rentabilidad. Borrero se suma a la opinión de que el mercado está en pleno ajuste.

"Están en ese proceso y seguirán así en lo que resta del 2008 y en el 2009. Ahora, el turno será para las oficinas, los locales comerciales y las bodegas. Si la economía no cae en el 2009, podremos esperar una recuperación en las ventas y los precios en el 2010".  

Siga bajando para encontrar más contenido