El asesino finlandés era brillante, pero depresivo Pekka-Eric Auvinen, de 18 años, había planeado minuciosamente su masacre.

El asesino finlandés era brillante, pero depresivo Pekka-Eric Auvinen, de 18 años, había planeado minuciosamente su masacre.

POR:
noviembre 09 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-09

Finlandia. El joven que mató a ocho personas en un colegio el miércoles en Finlandia, descrito como alguien apasionado por las armas de fuego, también era calificado como normal y afable, aun cuando él mismo aseguraba que su misión era erradicar “a los fracasados de la raza humana”. Pekka-Eric Auvinen, de 18 años, quien se suicidó después del drama, era el mayor de una familia normal. Vivía con sus padres, tenía un hermano y su escolaridad se desarrollaba sin tropiezos. Carecía de antecedentes penales, según los investigadores. Sin embargo, sus profesores lo describen como un muchacho complejo y brillante, torturado, depresivo y a veces víctima de las burlas de algunos de sus compañeros. Todo indica que había planeado minuciosamente su acción asesina. Ante todo, la fecha: el 7 de noviembre marcaba este año el 90º aniversario de la Revolución de octubre, la toma del poder por los bolcheviques en Rusia. Estudiante de último año de bachillerato, Pekka-Eric Auvinen era sensible a las ideas radicales, tanto de derecha como de izquierda, y manifestaba un gran interés por la historia de las revoluciones, como testimoniaron sus profesores. Según sus compañeros, no ocultaba su admiración por Hitler y Stalin. En segundo lugar, la manera como actuó: había hecho difundir recientemente bajo el pseudónimo Sturmgeist89 (espíritu de tempestad, en alemán) un vídeo llamado ‘Jokela High Scool Massacre, 7 de noviembre de 2007’. El vídeo muestra el liceo de Jokela, luego a Pekka-Eric apuntando a la cámara con una pistola, mientras se escucha música hard-rock. Rubio y más bien ancho de espalda, Pekka-Eric tenía un físico típicamente nórdico. En uno de los vídeos que difundió por Internet, tras haber disparado con su arma en un bosque, sonríe y saluda a la cámara con una mano. La mañana del drama publicó ‘un programa’ sumamente preciso de la masacre: “objetivo: colegio Jokela, alumnos y profesores, sociedad, humanidad, raza humana. Tipo de ataque: asesinato masivo. Nombre del asesino: Pekka-Eric Auvinen. Arma: pistola semiautomática .22 Sig Sauer Mosquito”. Según algunos testimonios, el joven no cesó de dar alaridos durante el ataque, “gritaba: esto es el infierno, la revolución! Hagan algo!”. Uno de sus compañeros de clase dijo que en los últimos días se comportaba de “manera extraña” y había comenzado a pintar escenas de masacres con armas de fuego. AFP

Siga bajando para encontrar más contenido