Asobancaria prevé más bajas de intereses del Emisor para darle mayor liquidez al mercado

Las circunstancias actuales de desaceleración, mayor desempleo, deterioro de los ingresos fiscales y del comercio exterior del país hacen que para próximos meses se puedan esperar bajas adicionales.

POR:
mayo 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-15

Según el gremio financiero, en medio de esta coyuntura, es previsible que el Banco de la República siga relajando la política monetaria en lo que resta del año, no solo mediante bajas adicionales de los intereses, sino con recortes de encajes.

"Se prevé, por tanto, que el Banco de la República persista en el relajamiento de la postura monetaria, reduciendo su tasa repo de expansión hasta 4,5 por ciento al final del año. No descartamos que el banco recurra a una disminución de los encajes", dice un informe de la Asobancaria.

Hoy, la tasa de intervención del Emisor se ubica en 6 por ciento luego de cinco bajas consecutivas aplicadas desde diciembre pasado.

En materia de crédito, el gremio confirma que la cartera del sistema se sigue desacelerando, mientras las tasas de interés han caído en promedio 331 puntos básicos por la política del Banco Central y la menor demanda de préstamos.

La Asobancaria sostiene que los sectores productivos se han deteriorado de manera ostensible en los últimos meses, "lo que probablemente confirmará que la economía está en recesión".
Pese a todo, hay optimismo para el futuro cercano.

"Los síntomas incipientes de estabilización en el entorno internacional, una ejecución más dinámica de la inversión pública y un menor costo financiero para los hogares y las firmas, a medida que disminuyen las tasas de interés, insinúan que la producción doméstica caerá menos en lo que resta del año, nivelándose al final. Proyectamos, por tanto, una recesión moderada en 2009 (-1,5 por ciento) y una recuperación lenta en 2010 (2,5 por ciento)".

Por el lado fiscal, el gremio de los banqueros advierte que con el deterioro de la actividad productiva se ha presentado una merma en los ingresos tributarios que, combinada con la rigidez del gasto, provocará un incremento moderado del déficit y mayores necesidades de financiación para este año.

La Asobancaria destaca, por otra parte, el buen nivel de liquidez que hay en el mercado monetario, señalando que debido a la menor demanda de crédito las entidades financieras están optando por destinar más recursos a inversiones.

El gremio señala también que ha habido un mejor desempeño en materia de captaciones.
 
Esperando menor inflación

Los banqueros creen que el ritmo de aumento de precios de la canasta familiar seguirá desacelerándose en los próximos meses.

"La inflación al consumidor en abril (5,7 por ciento anual) persistió en una trayectoria decreciente, gracias al descenso de la de alimentos, bienes con precios regulados y bienes no transables. Esperamos, en línea con el consenso de los analistas, que la inflación cierre el año en 4,4 por ciento, dentro del rango objetivo establecido por el Banco de la República".

El Banco Central es optimista sobre cumplir con su rango-meta del 4,5 al 5,5 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido