Asonada en Honda (Tolima) deja 5 policías heridos, 10 hombres capturados y pérdidas millonarias

Fue protagonizada por inversionistas de la captadora ilegal de dineros DMG, que saquearon un supermercado y un almacén.

POR:
noviembre 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-23

Alrededor de 500 miembros de la Fuerza Pública, entre ellos integrantes de la Policía Militar, tuvieron que actuar para controlar los disturbios registrados la noche del sábado y la mañana del domingo.

Por lo menos 2 mil personas se agolparon la noche del sábado frente al Supermercado Listo, que según información de la Policía, fue sellado por orden de la Superintendencia de Sociedades por supuestos nexos con la firma DMG.

"Por orden de la Supersociedades, a las 4 de la madrugada del sábado el establecimiento comercial Supermercado Listo fue sellado por la Policía", explicó el coronel Julio César Santoyo, comandante de la Policía Tolima.

Víctor Hugo Parada, el administrador de Listo, afirmó que el establecimiento no tiene relación con DMG y que no maneja ningún tipo de comercio con tarjetas prepago.

El coronel Santoyo agregó, que el tumulto comenzó a formarse a las 9 de la noche por información errónea de un medio de comunicación local, que anunció la entrega de mercados y electrodomésticos a los afectados de DMG en el supermercado Listo. Hacia las 11 de la noche, cuando se confirmó que nada era cierto, la gente atacó a los policías que vigilaban el lugar. En los choques salieron heridos el intendente Danilo Gómez Meneses, los patrulleros Carlos Martínez Villamizar, Jeison Martínez González y Durley Pacheco, y el auxiliar Deimer Gamba López. En Pitalito y La Plata (Huila), también fueron cerrados los almacenes Listo.

Entre tanto, en Orito (Putumayo), cuatro agentes de la policía y tres civiles fueron retenidos por un grupo de manifestantes, cuando se dieron cuenta que Eduardo Andrés Mosquera, hijo de la detenida administradora de la pirámide Global Marketing, se iba a ir del municipio.

Los manifestantes estaban furiosos, no solo porque, aseguraban que se llevaba parte del dinero recaudado, sino porque vieron que el muchacho y otras dos personas estaban siendo escoltadas por la Policía. Entonces, los inteceptaron en la salida del Yarumo, que conduce hacia Puerto Asís, y al cierre de esta edición los mantenían retenidos.

CORRESPONSALES

Siga bajando para encontrar más contenido