Se asustó la policía

Y el policía habló: los países latinoamericanos se encuentran creciendo en exceso y existe el riesgo de recalentamiento de sus economías.

POR:
mayo 05 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-05

Hay abundancia en el ingreso de capitales, extralimitación de gasto, indisciplina fiscal y van a aumentar el PIB más de lo que pueden manejar. Recomendamos: establecer medidas de control de capitales (paradojas y cambios de los fundamentalistas que antes consideraban un sacrilegio intervenir el libre flujo de capitales y la tasa de cambio), por supuesto, siempre me olvido, ahora son pragmáticos. Y, continúa el parloteo: detengan la emisión monetaria que se encuentra desbordada, disminuyan el gasto y aumenten las tasas de interés. Ojo con la inflación, se encuentra a punto de dispararse. El Banco de la República hace parcialmente su tarea siguiendo las recomendaciones de la policía, perdón, del Fondo Monetario Internacional. Se incrementan la DTF (tasa de interés de referencia) y el costo de los créditos nuevos y antiguos (casi todos se encuentran atados a los cambios en la DTF), toma medidas contra el exceso de dinero y ralentiza el crecimiento de la oferta monetaria; aumenta el encaje y compra dólares baratos. En el fondo, y al resistirse a proponer y aplicar medidas de control de capitales, manifiesta su acuerdo con la revaluación por su característica antiinflacionaria, pues promueve e incentiva la demanda por los bienes importados. Pero donde no le van a poner ni cinco de caso es en el Gobierno Nacional. El gasto público continuará en aumento, entre otras cosas porque se unen dos hechos: tragedia invernal y elecciones, y eso es inflacionario. El resultado que se obtendrá no deja de ser preocupante: a pesar del aumento de los impuestos, el gasto será mayor y acrecentará el déficit fiscal. De otra parte, el crecimiento de las importaciones de bienes y servicios será más acelerado que el de las exportaciones, crecerá la salida de utilidades y se estabilizarán los ingresos por remesas (por si no se han dado cuenta, la recesión se mantiene en muchos los países desarrollados), por lo que continuará el déficit de cuenta corriente. Nuevamente la esperanza es que los déficit gemelos (fiscal y de cuenta corriente) se financien con la cuenta de capitales, lo que implicará más revaluación. El peso fortalecido es el signo de largo plazo de la crisis de los sectores productivos con valor agregado nacional. ¿Será que todos pensamos que los recursos naturales no renovables se reproducen por arte y magia del Espíritu Santo y que no es necesario invertir y sembrar futuro? Me imagino que lo urgente es una forma de eludir lo indispensable. Crecimiento no es necesariamente desarrollo y eso está asustando hasta a la policía, perdón al FMI. dgumanam@unal.edu.co helgon

Siga bajando para encontrar más contenido