Atentados a Caño Limón le pasan costosa factura al país

Más de US$ 400 millones en pérdidas, la suspensión del gas de Gibraltar y 250 carrotanques más circulando por las vías del país, algunas de las consecuencias de los atentados a esta infraestructura.

El último incidente se registró este sábado.

Archivo Particular

El último incidente se registró este sábado.

POR:
mayo 13 de 2014 - 01:51 a.m.
2014-05-13

Aunque el Ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, anunció ayer que este jueves se reanudará el bombeo de hidrocarburos por el oleoducto Caño Limón-Coveñas, hay escepticismo en el sector frente a si se puede cumplir esta meta.

En parte, porque las dos veces anteriores que se anunció la entrada en operaciones de este oleoducto nuevos atentados impidieron la reanudación del bombeo por este tubo.

Y en parte, porque de acuerdo con declaraciones del mismo Ministro, “en cuanto más nos acercamos a las elecciones da la impresión de que van a seguir arreciando estos ataques”.

En lo que va del año en el país se han hecho efectivos 39 ataques a la infraestructura de transporte de hidrocarburos del país.

Aunque con respecto al año pasado es una disminución de 49 por ciento, lo cierto es que si se suman los intentos frustrados de dañar los oleoductos del país, habría que añadir a la lista 64 atentados más.

LA CUENTA DE CAÑO LIMÓN

Los últimos atentados al oleoducto, tienen atrapada la producción que se mueve por Caño Limón y por Bicentenario, es decir son 300 pozos de los llanos orientales que no se pueden sacar.

Adicionalmente, se han suspendido los contratos laborales de 500 trabajadores, pues las operaciones en estos pozos están detenidas.

A punto de cumplir cincuenta días de parálisis, se calcula que la Nación ha dejado de recibir 225 millones de dólares en regalías e impuestos, en producción se han dejado de ganar 400 millones de dólares y se han dejado de exportar más de 2 millones de barriles en lo que va del año.

A esto se le suma que la producción del gas del campo Gibraltar debió suspenderse, pues depende del suministro de hidrocarburos que está suspendido.

Estos 36 millones de pies cúbicos de gas que se dejan de producir en Gibraltar, son uno de los motivos que llevaron al Ministerio de Minas y Energía a suspender las exportaciones de gas a Venezuela.

Y de acuerdo con la resolución emitida por la cartera, en cuanto se reanude la producción allí, se podrá vender nuevamente al país vecino.

TRANSPORTE TERRESTRE

Pero hay otro aspecto que le preocupa a la industria, en una relación ya deteriorada entre algunas empresas y algunas comunidades, las petroleras deben sacar en promedio 60 mil barriles diarios por medio de carrotanques.

Esto corresponde, aproximadamente a 252 nuevos vehículos de carga rodando por las vías del país, lo que causa molestia en algunas poblaciones y sobrecostos que ya se han sentido en las utilidades de las mayores productoras del país: Ecopetrol y Pacific Rubiales.

De acuerdo con el Ministro de Minas, en esta ocasión las obras de reparación del oleoducto están acompañadas de refuerzos en la seguridad de la zona, 94 pelotones designados a Caño Limón- Coveñas y operaciones de vigilancia aérea, con sobrevuelos las 24 horas del día sobre la zona. Por lo que el funcionario espera que en esta ocasión la promesa de tener en operación el oleoducto el jueves sí se pueda cumplir.

DAÑOS EN TRASANDINO, DE DIFÍCIL REPARACIÓN

Mientras se trabaja en la reparación en el oleoducto Caño Limón, se adelantan también las reparaciones en el oleoducto Trasandino, un tubo de 306 kilómetros que transporta petróleo desde Ecuador hasta el puerto de Tumaco sobre el océano Pacífico, y que permite evacuar el hidrocarburo que se produce en el Putumayo.

Un atentado en el tramo Orito - San Miguel, efectuado en enero de este año, tiene frenada la actividad en este ducto.

Las razones por las que no se ha podido reparar el daño son tanto técnicas, como de orden público.

Por un lado, se requiere pasar una tubería por encima o por debajo de un río, por lo que se necesita que haya personas trabajando en la zona por varios días. Y por el otro, la presencia de grupos guerrilleros en la zona dificulta garantizar la seguridad de los operarios.

Esta situación no sólo ha obligado al país a importar combustible para garantizar el abastecimiento en el sur, también ha aumentado el transporte por medio de carrotanques.

ÚLTIMOS ATENTADOS A CAÑO LIMÓN

MARZO 25

Atentado en el kilómetro 133 del oleoducto, ubicado en la vereda La Chima, municipio de Toledo, Norte de Santander.

MARZO 29

Atentado en el kilómetro 397 del oleoducto, localizado en el municipio de Tarra, Norte de Santander.

ABRIL 1

Atentado en el municipio de Teorama, Norte de Santander, afecta el kilómetro 397 de Caño Limón-Coveñas.

MAYO 7

En la vereda Carrizal, en Norte de Santander, se registra una abolladura en el oleoducto. Exactamente en el km 435.

MAYO 10

Se evidencia un crater en la vereda Llana Alta, en Teorema Norte de Santander. Abolladura en el kilómetro 435.

Siga bajando para encontrar más contenido