Aterrice las ideas sobre el papel

Aterrice las ideas sobre el papel

POR:
diciembre 11 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-11

La creatividad, como muchos creen, no es uno de esos talentos reservados para unos pocos. Toda personas puede ser creativa y lo que se necesita es estimular el cerebro. Algo así planetea Juan Daniel Correa Salazar, el autor de ¡La fábrica de ideas! “No es un manual de educación ni un curso, sino que simplemente en diez capítulos se cuenta, de distinta manera, cómo mirar la creatividad y cómo el elemento más innovador que usted tiene para ser creativo es el lápiz y el papel”, anota el profesor de universidades como el Cesa y Sergio Arboleda de Bogotá. Con títulos sugestivos como ‘Final, final, final; no va más’, ‘El que piensa, pierde’, ‘¡El poder de la palabra!’, ‘La belleza adorna la virtud’ y ‘¿Alguien encendió la luz?’, el autor le va mostrando al lector cómo prender el bombillo de las ideas y cómo “echarle combustible para que no se apague”. Sobre la clave de algunas personas creativas y exitosas, Correa enumera ciertos factores que los hacen comunes: la necesidad, perder la pena, no pensarlo tanto y tomar riesgos medidos. De sus años de investigación, Correa también logró identificar una ecuación: creatividad + estrategia = innovación. Según él, hay genios de la humanidad que concentraron todos sus esfuerzos sólo en crear, como les ocurrió a Vincent van Gogh y a Edgar Allan Poe. Otros, como Napoleón y el ‘Che’ Guevara, fueron, ante todo, estrategas. Y un tercer grupo, como Leonardo da Vinci y Gabriel García Márquez, supo combinar, de manera acertada, la creatividad con la estrategia, para ser innovadores. Si bien él dice que lo ideal es alcanzar el nivel innovador, como lo hacen aquellos que “en definitiva escriben la historia y nos ayudan a prepararnos para el futuro”, otros también han logrado el éxito concentrándose en algunas de las variables de la ecuación. En todo caso da varios consejos, uno de ellos: “para aprender a pensar, aunque suene irónico, hay es que dejar de pensarlo tanto. No se quede estudiando el entorno y láncese al agua sin pena”, dice Juan Daniel Correa. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido