Aterrizaje suave

Todo depende del cristal con que se mire. Esa es la conclusión que nace a primera vista de la información entregada por el Dane, según el cual la producción real de la industria manufacturera aumentó 5,98 por ciento en el mes de septiembre, con lo que la cifra para el año corrido llegó a 11,96 por ciento. De acuerdo con la entidad, 44 de las 48 actividades analizadas tuvieron un balance positivo, destacándose subsectores como las manufacturas de hierro y acero, los vehículos automotores y los alimentos y las bebidas.

POR:
noviembre 22 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-22

Como consecuencia de esa dinámica, el empleo generado en los primeros nueve meses del año, sin incluir la trilla de café, subió 3,51 por ciento, una cantidad considerada como aceptable. No obstante, ese crecimiento de dos dígitos no esconde una realidad señalada ya por varios analistas y confirmada por encuestas independientes como la de la Andi. En ambos casos es claro que la economía colombiana está entrando en una senda de menor crecimiento como resultado, entre otras razones, de que la base de comparación de hace un año es particularmente elevada. Ese aterrizaje suave no es, en sí mismo, motivo de preocupación. De hecho es una buena noticia para las autoridades que creen que es mejor avanzar más lento, pero más lejos.

Siga bajando para encontrar más contenido