El auge de los 'commodities' amenaza una selva tropical virgen

El auge de los 'commodities' amenaza una selva tropical virgen

POR:
julio 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-31

JAKARTA, Indonesia¿El auge global de las materias primas está poniendo en peligro una de las últimas
selvas tropicales del mundo: la región de Merauke, en la remota provincia indonesa de Papúa.

Las compañías indonesas tratan de desarrollar plantas de producción de papel y celulosa en Merauke; inversionistas de Corea del Sur quieren extender las plantaciones de aceite de palma; y funcionarios de Indonesia han tratado de convencer a International Paper Co., el gigante papelero estadounidense, para invertir en la región.

Merauke está en la costa sur de la provincia de Papúa, un terreno de bosques vírgenes y ríos cristalinos del tamaño de Paraguay con una población de 2,5 millones de habitantes.

Debido a que Papúa es tan remota, su ecología no ha sufrido la destrucción que han sufrido otros bosques en los últimos 25 años a manos de las plantas de celulosa y las plantaciones de aceite de palma en otras islas indonesas.

El gobernador de Papúa prometió en la reunión de Naciones Unidas sobre cambio climático que se celebró en diciembre en Bali proteger los bosques de la provincia a cambio de financiación de créditos de carbono por parte de inversionistas de todo el mundo. Pero es probable que esa posibilidad tome años en dar resultados; mientras que los inversionistas del papel, aceite de palma y otros productos agrícolas ya están apostados a las puertas de Merauke.
Indonesia está bajo una intensa presión internacional para proteger
sus bosques. El año pasado, Wetlands International, un grupo medioambiental, publicó datos que mostraban que los incendios en Indonesia que destruyen terreno boscoso para utilizarlo para la agricultura convierten al país en el tercer emisor de dióxido de carbono, detrás de Estados Unidos y China, a pesar de tener una economía mucho más pequeña.

De todos modos, los precios récord de los commodities y la falta de terreno disponible en otros lugares están llevando a los inversionistas a regiones como Papúa. Los ecologistas
temen que los bosques de la zona serán destruidos como los de Sumatra y Borneo, donde elefantes, tigres y orangutanes poco comunes están en peligro de extinción.

Medco Group, una compañía de petróleo y gas indonesa, ha iniciado recientemente la construcción de una planta maderera en una zona remota de Merauke y planea empezar a construir una fábrica de papel con capacidad para procesar 500.000 toneladas de celulosa al año en 2012. La planta sería la primera de gran tamaño en construirse en Indonesia desde la crisis financiera
asiática de 1997-98, y la primera en Papúa.

Modern Group, un distribuidor local de equipos fotográficos
Fuji, espera adquirir terreno para una planta de celulosa en Merauke a pesar de no tener ninguna experiencia en la fabricación
de papel, según una fuente al tanto. Modern Group prefirió no comentar sobre el tema.

La estadounidense International

Paper confirmó que ha iniciado conversaciones con el Ministerio de Asuntos Forestales de Indonesia acerca de la posibilidad de establecer una gran plantación en algún lugar del país. Hadi Pasaribu, director general de aprovechamiento forestal en el Ministerio de Asuntos Forestales indoneso, dijo que el gobierno ha ofrecido a International Paper dos áreas: una en Merauke y otra en el lado indoneso de Borneo. La compañía estaba considerando una planta de 1,5 millones de toneladas anuales con una inversión de US$3.000 millones, dijo Pasaribu.

Thomas Gestrich, presidente de las operaciones asiáticas de International Paper, dijo que las discusiones eran sólo "exploratorias". La compañía planea desarrollar operaciones forestales sostenibles en varios países, entre ellos Indonesia, dijo.
Organizaciones ambientalistas como World Wide Fund for Nature (WWF), con sede en Suiza, y Conservation International, de Washington, esperan trabajar con inversionistas como Medco para asegurarse de que no destruyan las selvas.

Eso es un cambio notable respecto a los años 90, cuando dos compañías indonesas de celulosa y papel ¿ Asia Pulp & Paper Co. y Asia Pacific Resources International Holdings
Ltd. ¿ establecieron plantas gigantes en la isla de Sumatra sin el asesoramiento de los ecologistas. La WWF estima que las dos compañías han talado un área de bosques vírgenes de 2 millones de hectáreas tan sólo en una zona de Sumatra en los últimos veinte años.

"El desarrollo es necesario en Papúa, claro", dijo Nazir Foead, presidente del programa de especies indonesas de WWF. "Pero estamos preocupados de que se pueda repetir la deforestación de Sumatra y Borneo".

Siga bajando para encontrar más contenido