Auge en emisión de bonos empresariales

El primer semestre de este año quedará grabado en la memoria del mercado de capitales. Después del susto de la crisis financiera, que provocó grandes pérdidas, en 2009 se han recuperado tanto las acciones como las alternativas de renta fija. Y aunque en este último grupo siempre sobresalen los títulos de Tesorería del Gobierno (TES), las empresas también han aprovechado la fiesta para conseguir recursos, por medio de emisiones de bonos corporativos.

POR:
julio 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-15

Según datos de la Bolsa de Valores de Colombia, en lo corrido del año la colocación de estos papeles asciende a 6,4 billones de pesos, pertenecientes a casi una veintena de empresas. Esta cifra es 12,7 por ciento superior al monto de emisiones en todo el 2008. Un informe de la firma calificadora Fitch Ratings indica que en Colombia y Chile, las empresas han podido suplir sus necesidades de financiamiento en los mercados locales, gracias a que “la confianza de los emisores y de los inversionistas ha estado soportada en la respuesta de los gobiernos ante la crisis”. La entidad señala que una muestra de esto está en que entidades extranjeras como la Corporación Andina de Fomento y el Banco Centroamericano de Integración Económica decidieron fondearse en el mercado colombiano. Por otra parte, el analista de renta fija de Corredores Asociados, Francisco Chaves, señala que este año se juntaron dos situaciones que motivaron este tipo de operaciones. Luego del estallido de la crisis, las empresas han sentido dificultades para acceder a créditos, tanto en Colombia como en el exterior y ante sus necesidades de financiamiento, aparece el mercado como una buena alternativa para obtener recursos a plazos más largos (más de cinco años) y a un costo mucho menor. El otro aspecto tiene que ver con la aversión al riesgo que tenían los inversionistas a principios de este año y que hizo que prefirieran las opciones de renta fija para refugiarse. Y más que el temor, vino una gran oportunidad de valorización de estas inversiones por cuenta de la reducción en las tasas de interés. De esta forma, los inversionistas se han rapado los bonos, pues muchas empresas no sólo lograron colocar lo contemplado en las ofertas iniciales, sino que sus papeles han sido sobredemandados. Y este año, a diferencia de lo ocurrido en el 2008, se ha visto mayor diversidad de emisores de bonos. Aunque las firmas del sector financiero son las que más recurren a este tipo de operaciones (Bancolombia, Davivienda, Banco Santander y empresas de leasing), la realidad es que en la lista hay una gran participación de compañías que desarrollan otras actividades, como Alpina, Cementos Argos, EPM, Emgesa, Codensa y TransMilenio, sin contar con que ya están haciendo fila Falabella, Colombina, Epsa, Avianca, Gases de Occidente, Promigas e Isagén, entre otras. Como podría ocurrir con otro tipo de inversiones, a los bonos corporativos no se les acaba aún el oxígeno y por eso pintan como una buena alternativa para el segundo semestre del año. Basta ver que hay cerca de 15 compañías que ya están autorizadas o en trámite ante la Superintendencia Financiera para realizar emisiones de bonos. Un informe de Correval indica que este es un buen momento para que las empresas salgan al mercado. Ecopetrol sale en busca de 1.500 millones de dólares A cuentagotas, Ecopetrol ha ido revelando los detalles de una anunciada emisión de bonos por 1.500 millones de dólares bajo las reglas del mercado estadounidense, la cual se llevará a cabo en momentos en que aún no cicatrizan las heridas que dejó la peor crisis financiera en ese país. El monto, es el mayor del que se tenga conocimiento para una empresa de Colombia y a la vez es superior a los 1.000 millones de dólares que se había hablado inicialmente. No obstante, se encuentra dentro del cupo global de 4.000 millones de dólares que fue aprobado por la asamblea de accionistas para este fin. La petrolera informó que los bonos tendrán un plazo de 10 años, pero se mantiene en reserva la tasa o cupón. No obstante, los papeles estarían dentro de un rango entre 7,3 y 7,6 por ciento, según la firma de corretaje Alianza Valores, en línea con títulos de características similares como los de TGI, Bancolombia, Chivor o la EEB. Ecopetrol busca aprovechar el apetito insatisfecho que dejó la sobredemanda de unos 3.500 millones de dólares por un bono global de Colombia de 1.000 millones de dólares, colocado por el Gobierno el pasado mes de abril con vencimiento al 2019, según algunos analistas. Para Estefanía León, analista senior de Correval, el monto de la emisión de Ecopetrol es conservador si se tiene en cuenta que las necesidades de financiamiento de la empresa superan los 3.000 millones de dólares. “Yo creo que escogieron un escenario conservador para que la emisión sea exitosa, debido a que es un emisor nuevo en el mercado”, dijo. De la misma forma, sostuvo que la operación se dará en un momento en que si bien se han calmado los mercados financieros, la situación no pinta fácil y sobretodo porque empresas como Ecopetrol son consideradas como un activo de riesgo desde el punto de vista global, además de pertenecer a un mercado emergente con su respectiva percepción de riesgo-país. “Pero también hemos visto en los últimos cuatro meses que ha habido una recuperación, y que ha disminuido la aversión al riesgo, que ha bajado la volatilidad y que los inversionistas están buscando oportunidades en la deuda corporativa”, agregó la analista. La inversión mínima en los bonos será de 1.000 dólares, pero desde ya se da por descontado que los papeles serán puestos afuera, debido a las limitaciones de tamaño del mercado doméstico. De esta forma los inversionistas locales sólo tendrían acceso a la colocación a través del mercado secundario. Ahora la compañía colombiana emprenderá una serie de presentaciones del bono comenzando en Nueva York, con el fin de buscar la atención de los inversionistas especializados, quienes en últimas serán el público objetivo. '' Standard & Poor’s y Fitch otorgaron una calificación de BB+ a la deuda de la firma, en tanto que Moody’s le dio Baa2, lo que significó grado de inversión. EPM sondea el mercado EPM también anun- ció la salida al mer- cado con la inten- ción de sondear la posibilidad de acudir a una emisión similar a la de Ecopetrol para conseguir recursos, cuyo monto ascende- ría a mínimo 500 millones de dólares. Con este propósito, la empresa realizará a partir de hoy y hasta el 21 de julio una jornada de promoción con inversionistas en E.U. e Inglaterra, de acuerdo con lo publicado por la Superintendencia Financie- ra. La emisión sería en dólares, con un plazo de 10 años. EPM tiene definido un plan de inversiones por 5 billones de pesos para los próximos tres años. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido