Auge en emisión de bonos empresariales; asciende a $6,4 billones en lo corrido de 2009

Esta cifra es 12,7% superior al monto de emisiones de todo el 2008. Esperan que en el segundo semestre siga el boom.

POR:
julio 14 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-14

Después del susto de la crisis financiera, que provocó grandes pérdidas, en 2009 se han recuperado tanto las acciones como las alternativas de renta fija.

Y aunque en este último grupo siempre sobresalen los títulos de tesorería del Gobierno (TES), las empresas también han aprovechado la fiesta para conseguir recursos, por medio de emisiones de bonos corporativos.

Según datos de la Bolsa de Valores de Colombia, en lo corrido del año la colocación de estos papeles asciende a 6,4 billones de pesos, pertenecientes a casi una veintena de empresas. Esta cifra es 12,7 por ciento superior al monto de emisiones en todo el 2008.

Un informe de la firma calificadora Fitch Ratings indica que en Colombia y Chile, las empresas han podido suplir sus necesidades de financiamiento en los mercados locales, gracias a que "la confianza de los emisores y de los inversionistas ha estado soportada en la respuesta de los gobiernos ante la crisis".

La entidad señala que una muestra de esto está en que entidades extranjeras como la Corporación Andina de Fomento y el Banco Centroamericano de Integración Económica decidieron fondearse en el mercado colombiano.

Por otra parte, el analista de renta fija de Corredores Asociados, Francisco Chaves, señala que este año se juntaron dos situaciones que motivaron este tipo de operaciones. Luego del estallido de la crisis, las empresas han sentido dificultades para acceder a créditos, tanto en Colombia como en el exterior y ante sus necesidades de financiamiento, aparece el mercado como una buena alternativa para obtener recursos a plazos más largos (más de cinco años) y a un costo mucho menor.

El otro aspecto tiene que ver con la aversión al riesgo que tenían los inversionistas a principios de este año y que hizo que prefirieran las opciones de renta fija para refugiarse. Y más que el temor, vino una gran oportunidad de valorización de estas inversiones por cuenta de la reducción en las tasas de interés.

De esta forma, los inversionistas se han rapado los bonos, pues muchas empresas no solo lograron colocar lo contemplado en las ofertas iniciales, sino que sus papeles han sido sobredemandados.
Y este año, a diferencia de lo ocurrido en el 2008, se ha visto mayor diversidad de emisores de bonos. Aunque las firmas del sector financiero son las que más recurren a este tipo de operaciones (Bancolombia, Davivienda, Banco Santander y empresas de leasing), la realidad es que en la lista hay una gran participación de compañías que desarrollan otras actividades, como Alpina, Cementos Argos, EPM, Emgesa, Codensa y Transmilenio, sin contar con que ya están haciendo fila Falabella, Colombina, Epsa, Avianca, Gases de Occidente, Promigás e Isagén, entre otras.

Como podría ocurrir con otro tipo de inversiones, a los bonos corporativos no se les acaba aún el oxígeno y por eso pintan como una buena alternativa para el segundo semestre del año.

Basta ver que hay cerca de 15 compañías que ya están autorizadas o en trámite ante la Superintendencia Financiera para realizar emisiones de bonos.

Un informe de Correval indica que este es un buen momento para que las empresas salgan al mercado.

Siga bajando para encontrar más contenido