Auge hotelero no para: para el año 2011 habrá 42 nuevos establecimientos en el país

Suman 7.287 habitaciones, enfiladas en el desarrollo del sector para nuevos perfiles de clientes, sin contar la oleada de pequeños hoteles en ciudades intermedias y municipios con potencial turístico.

POR:
mayo 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-22

Las inversiones han ido en aumento desde el 2004 cuando se construyeron 176 habitaciones; al siguiente, 262; en el 2006, 201, y el año pasado se cuadruplicó al llegar a 858 la oferta de nuevas habitaciones.

Se espera que en el presente año se construyan 985 más y en el 2009 se llegará a una cifra récord en la historia del país: 3.294 habitaciones.

Se sabe que en el 2010 se construirán 1.295 habitaciones de hotel de seis proyectos, en el 2011, 855 más en tres hoteles, todas cifras oficiales del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Sin embargo, está claro que esta cifra será superior, pues habrá proyectos que se estructurarán en los próximos meses.

"En Colombia, por fin abrieron los ojos y se dieron cuenta de que el turismo es negocio, que es una industria. Hasta hace poco, hablarle a un gobernador de turismo era ofensivo, hoy se pelean por hablar con uno", dijo el presidente de Anato, Ricardo Lozano.

Vienen los grandes

Uno de los que llegará el año entrante serán los hoteles Marriott.

La cadena mundialmente reconocida Global Hyatt Corporation que entrará con 220 millones de dólares a México, anunció que analiza el crecimiento y llegada a países como Perú, Colombia y Uruguay.

Según el informe mundial de Amadeus, la red más grande de tecnología e información del sector, los grandes motores de desarrollo para el sector hotelero son: la globalización, un nuevo perfil de clientes y las nuevas tecnologías.

En un estudio, Amadeus identifica cuáles son las principales tendencias que influirán en el sector hotelero en el futuro inmediato y las implicaciones tecnológicas para establecimientos y cadenas hoteleras.

El estudio dice que los mercados emergentes, los países que parecían condenados a la pobreza y que sorprendieron todas las teorías económicas, en especial Rusia, India, China y las naciones del Golfo Pérsico, brindan grandes oportunidades al sector hotelero, pero no pueden tratarse como un conjunto homogéneo.

En Colombia, la explosión hotelera va desde La Guajira hasta el Amazonas a cuyo destino se han lanzado agresivos planes promocionales, pasando por Nuquí, en el Pacífico con una exótica y poco explotada geografía a nivel turístico.

Precisamente, el Ministerio de Comercio, en asocio con Satena, las autoridades locales y los hoteles lanzaron un plan para atraer turistas a esa región.

Los ejemplos son innumerables. El Hotel Tequendama, hoy Crowne Plaza Tequendama, es uno de los más visibles ejemplos de la fiebre hotelera.

Con 50 años de tradición, ahora sus corredores evocan un ambiente londinense, con juegos de luces que crean sensaciones de calidez y las camas de las habitaciones no tendrían nada que envidiarle a la muelle vida de la realeza: con siete almohadas de diversas densidades buscan convertir el sueño en el placer por excelencia. Lo hacen con aromas importados desde India, a base de aceites esenciales que provocan un sueño profundo y relajado.

Este hotel, de propiedad de las Fuerzas Militares, este año tiene destinados 12.000 millones de pesos para seguir en su proyecto de remodelación de habitaciones y salones, así mismo en la creación de un nuevo producto de apartamentos, en Aparta Suites Tequendama, y brindar un mejor servicio a los clientes. Se espera que para el 2010 la torre quede lista.

Siga bajando para encontrar más contenido